Entrada de Usuario

Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Mié, 27 Ago 2014 - 13:29
La ansiedad como fenómeno común en la sociedad actual

La ansiedad es una experiencia emocional universal. La normal surge en respuesta a exigencias de la vida cotidiana: opera como señal para buscar la adaptación, suele ser transitoria y se percibe como nerviosismo y desasosiego justificado.

La ansiedad patológica, en cambio, se manifiesta de manera persistente, sin relación clara, intensa, autónoma respecto a los estímulos medio ambientales, desproporcionada a los eventos que la causan y generadora de conductas evitativas

La angustia y la ansiedad constituyen problemas importantes que afectan la salud mental en Chile y el mundo. Estos problemas se ven acentuados en poblaciones sometidas a altos niveles de estrés, como son los trabajadores expuestos a los acelerados cambios tecnológicos en las formas de producción, que afectan consecuentemente sus rutinas de trabajo, modifican su entorno laboral y aumentan la aparición o el desarrollo de enfermedades crónicas por estrés.

La ansiedad es un fenómeno común en la sociedad actual, pero es difícil definirla. El término se usa en muchas ocasiones como sinónimo de miedo. Las diferencias están en la sensación y el estímulo que los produce.

La misma se siente de forma difusa y desagradable, como un vago sentido de aprensión o angustia. Muchas veces no se sabe de donde viene. Otras veces tiene más relación con lo que pudiera pasar que con lo que está pasando. Por ejemplo, caminar por una calle oscura y sola de noche.

La ansiedad tiene efectos físicos y emocionales en la persona. Sus efectos físicos pueden presentarse como dolores de estómago, cabeza o pecho, falta de aire, tensión muscular, sudoración, boca seca, palpitaciones y náusea.

Los efectos emocionales de la ansiedad pueden presentarse como aprensión, estrés, irritabilidad, falta de concentración, inquietud y tensión. También puede presentarse como obsesiones, pesadillas, parálisis y pensamientos recurrentes.

Cafeína

De todos los componentes de la dieta habitual que pueden aumentar la ansiedad, producir síntomas físicos como palpitaciones, temblores y desencadenar ataques de pánico, la cafeína es la más destacada. La cafeína se encuentra en el café, te, refrescos de cola, chocolate y en ciertos medicamentos.

Cinco tazas de café en personas sanas, puede causar ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, agitación, híper excitabilidad.

Las personas diagnosticadas con trastorno de ansiedad son más sensibles a los efectos de la cafeína, necesitando menos cantidad para sufrir dichos efectos.

También existe una asociación entre los ataques de pánico en personas que ya lo sufren y el consumo de cafeína (480mg de cafeína, de 3 a 4 tazas de café)

En nuestro sistema de salud, el médico de familia es el primer contacto de la mayoría de los pacientes y es la ansiedad una de las de mayor prevalencia, aún cuando existe una morbilidad oculta.

Por lo que consideramos de interés brindar atención a la ansiedad por presentarse como un síntoma frecuente en la consulta médica y afectar a personas que generalmente están en períodos productivos de su vida.

Es imprescindible aprovechar el momento y brindar mensajes que conlleven a reflexionar acerca de este aspecto y por ende, evitar la aparición de efectos negativos que impidan el desarrollo de la personalidad en un individuo sano o con riesgo a enfermarse.

La mejor opción siempre será cuidar tu salud.
Si cambias tu estilo de vida puedes vivir más y con mayor calidad.

Prevenir situaciones desagradables nos permite mantenernos sanos, fuertes y seguros.

Una vida activa y sana permite que disminuyan los niveles de ansiedad.

Relajación

La relajación es una técnica más a emplear dentro del tratamiento psicológico. Mediante la relajación se intenta enseñar al paciente a que controle su nivel de activación sin la ayuda de recursos externos. Su eficacia esta comprobada en el Trastorno de Ansiedad

Ejercicio

El ejercicio aeróbico ha demostrado que puede reducir la sensibilidad a la ansiedad Los resultados indican que ambos, alta y baja intensidad de ejercicio, reducen la sensibilidad a la ansiedad. Sin embargo, en los de alta intensidad de ejercicio existe una reducción más rápida en la medida de la sensibilidad y la ansiedad.

Yoga

El Yoga, originario de la India, armoniza lo físico y o psíquico. Engloba relajación, respiración, concentración y flexibilidad corporal.mejora importante su percepción, mejora en la ansiedad como rasgo y como estado, disminución considerable del cortisol salival. También se obtuvieron mejoras en el bienestar físico disminuyendo el dolor en las personas con dolor de cabeza y de espalda, un aumento de la energía y disminución de síntomas depresivos. / Por Mirna Leonida Roque y Jorge Orlando Velázquez


AddThis Social Bookmark Button

Mis Páginas Favoritas

Para agregar esta Página a tus Favoritas debes loguearte.
Copyright © 2000-2014 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.