/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Dom, 28 May 2017 - 09:48

DESCARGAR
Edición Impresa

Autoerotismo femenino: Placer impopular

autoerotismo2.jpgLas mujeres también se masturban. Aunque muchas pretendan ocultarlo, esta práctica es tan común en las féminas como en los hombres.

La masturbación femenina es un hecho natural que puede tener sus primeras prácticas en la adolescencia. Desde la niñez es normal que las niñas y los niños palpen sus genitales e incluso se interesen en saber el por qué de sus diferencias. Estas experiencias pertenecen al conjunto de emociones sexuales denominado autoerotismo y se generan por el estímulo de los genitales, zonas del cuerpo o pensamientos eróticos; y su denominador común es la búsqueda del placer.

¿SOLO PARA HOMBRES?

Según Aloyma Ravelo, periodista cubana y Máster en salud sexual y reproductiva, “es evidente el sesgo de género que atraviesa la práctica de la masturbación en nuestro país. Al parecer, la creencia de que esto es algo malo, sucio o, que en el mejor de los casos, es cosa de varones, tiene todavía un gran arraigo”

No hay dudas de que los jovencitos son incitados por la familia, amigos o grupos sociales a probar estas nuevas experiencias y saber si al fin –como dicen los abuelos− “orinan dulce”. Pero ¿quién le habla de estos temas a las jovencitas?

Para la sociedad es aberrante dialogar o aludir sobre autoerotismo genital con las adolescentes. Ese tema no está en la agenda. Las encuestas aplicadas señalan que muchas llegan a estas prácticas por la recomendación de una amiga, el testimonio publicado en una revista o estímulo practicado por un novio con el que haya tenido o no, relaciones sexuales.

mujer_de_hagarqim.jpg¿CUÁN ANTIGUA ES LA MASTURBACIÓN FEMENINA?

La masturbación femenina es casi tan antigua como las relaciones sexuales humanas. Sin embargo, sus primeros hallazgos, como forma de autoerotismo, se encuentran en una pequeña estatuilla encontrada en un templo de la isla de Malta y que data del siglo 4 a.C. Esta es conocida como la mujer de Hagar Qim y en ella se representa cómo una adulta, desde una posición cómoda, estimulaba sus genitales.

 

¿ES VISIBLE EN LOS MEDIOS ESTE TEMA?

De esta temática se habla muy poco, no solo en Cuba, sino en el mundo. Como mencionamos anteriormente los tabúes sociales han asignado estas prácticas a los hombres y en el caso de las mujeres su práctica como búsqueda de placer se asocia con enfermedad mental, anorgasmia o lesbianismo.

Sin embargo, en la sección “Sexo Sentido”, del sitio www.juventudrebelde.cu, encontramos algunos trabajos como “Autoerotismo de ida y vuelta”, de la periodista Mileyda Menéndez, que aluden sin rodeos el tema. De este artículo nos resultó interesante un fragmento donde se cita al neurólogo español Nolasc Acarín quien definió que “el autoerotismo nace del ansia por conocer el cuerpo y sus reacciones”.

 

¿MASTURBACIÓN BUENA O MALA?

Contrario a lo que muchos puedan pensar la masturbación es una excelente opción para conocerse, saber cuáles son las zonas erógenas y qué estímulos producen el placer. Aunque el término autoerotismo fue acuñado por Havelock Ellis a finales del siglo XIX y no hace distinciones entre géneros, todavía en el año 2015 persisten los tabúes dirigidos hacia la mujer. No obstante, diversos autores han comenzado a visibilizar estos temas en la agenda mediática como la citada colega Aloyma Ravelo, quien en su libro “Puertas al Corazón” (2010) concluye que “es aconsejable que una chica se masturbe y no se ponga en riesgo innecesario, acostándose con un joven que puede embarazarla o enfermarla. El autoerotismo contiene los deseos y se está en mejores condiciones para no dejarse arrastrar solo por la atracción carnal”.

 

 


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or