Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Jue, 23 Nov 2017 - 15:20

DESCARGAR
Edición Impresa

Desde Holguín: Ancestrales consejos veraniegos

 

MedicinaT1.jpgLa señora movía el abanico desesperadamente y sentenciaba: “Este año en agosto si nos asfixiamos”, otra comentaba: “la muerte es subirse a la ruta 10 a esta hora”. Una rubia oxigenada, copia criolla de Marilyn Monroe, dejó de mordisquear el crucifijo de su cadena para afirmar: “aquí lo ideal sería salir desnu'a por la calle”, las mujeres rieron y todos los hombres en la parada secundaron la propuesta.

Es que llegó el verano desde el solsticio del pasado 21 de junio y las temperaturas amenazan con romper los termómetros, las ropas se pegan al cuerpo por el sudor, tenemos mal genio, reverbera hasta el pavimento y solo queremos tener varias sesiones, de preferencia seguidas, de Heliotalasoterapia.

¿Qué es la heliotalasoterapia? No se preocupe si no lo sabe, esta reportera tampoco sabía que bañarse en la playa es una ancestral práctica de la medicina curativa y preventiva asiática hasta que conoció al doctor José Manuel Sanjurjo Villate, especialista de primer grado en Medicina General Integral y en Medicina Natural y Tradicional.

“Es el poder curativo del sol, la arena y el agua de mar. Es muy bueno bañarse en el mar porque es antiséptico, sana la piel, al caminar por la arena se estimulan puntos en la planta del pie que están relacionados con la salud corporal, y el sol es esencial fuente de vitamina D. Hay que aprender a inhalar y exhalar, a respirar profundo en ese ambiente, para limpiarse el cuerpo y el espíritu”, afirmó el también Máster en Ciencias en Medicina Bioenergética y Naturalista.

Como muchas personas en el mundo, sobre todo en los países más desarrollados, Sanjurjo comulga con la medicina tradicional asiática, que no es alternativa obligada de la pobreza, si no opción de la riqueza, pues su base fundamental es prevenir

madicinaT2.jpgSe dice que, en la antigüedad, los médicos chinos cobraban por mantener sanos a sus pacientes y cuando estos enfermaban dejaban de percibir su salario además de padecer un gran desprestigio, de ahí la fama de esos galenos de curar cualquier enfermedad.

Acerca de cómo mantenernos lo más saludables posibles en la etapa estival, el Doctor Sanjurjo, recomienda: “en esta estación es el fuego el factor primordial, y apegado a este hay aumento del calor. Hay que protegerse del exceso de calor. Ese fuego está relacionado también con la alegría, el júbilo pero todo en demasía es negativo, según la medicina asiática esta etapa se corresponde con el corazón y el intestino delgado.

“Los excesos enferman estos órganos y, a su vez, afectan la salud mental porque para los asiáticos el corazón atesora la mente. El abuso de todo lo que consideramos disfrute nos puede enfermar no solo física, si no espiritualmente.

“El intestino delgado es el motor de la digestión y en vacaciones hay descuidos en la alimentación, en lo que ingerimos y en la calidad de lo que ingerimos. En julio, agosto y septiembre hay que tomar más líquidos, protegerse de la deshidratación y evitar actividades físicas de elevado gasto de energía.

“Recomendamos tomar agua, jugos de frutas naturales con poca azúcar, infusiones frías con cubitos de hielo, café en pequeñas dosis; además, consumir alimentos frescos, con poca grasa, ensaladas, arroz blanco y frijoles negros, productos del mar, ostiones, cangrejos, agua de coco con limón, te de pelusas del maíz, que es maravilloso para la hipertensión; boniato, mandarinas, naranjas, yogurt de soya, caldos, las frutas licuadas o naturales, siempre con el estómago vacío, y boniatillo como dulce, porque todas estas combinaciones hacen que el cuerpo expulse el exceso de calor.

“No es renunciar a las cosas, sino hacer todo con medida. Bañarse en el mar en los momentos adecuados, de 11 a una de la tarde es el tiempo del corazón, el peor horario y de una a tres es el horario del intestino delgado, por eso se recomienda no exponerse al sol desde las 11 am a las 3 de la tarde.

“La higiene es fundamental en esta época del año, tanto la física como la espiritual, es bueno expulsar lo que nos lastra. Todo recipiente o vasija desechable que utilicemos debe destruirse, no dar lugar a que inescrupulosos los usen una segunda vez.

“Los ejercicios terapéuticos tradicionales de Asia, como el Yoga, el Qi Gong, Tai Chi y Lian Gong, que pueden aprenderse en la sede de la Colonia China, en Holguín, mejoran la movilidad y combinan la meditación y la respiración que favorecen la relajación", aseveró el especialista.

La medicina tradicional asiática también comprende acupuntura y sus técnicas afines, como la utilización de ventosas, moxibustión, microsistemas para tratar cualquier enfermedad desde un lugar específico del cuerpo, masajes, la homeopatía, terapia floral, hidrología médica, relacionada con las aguas minero medicinales y la orientación nutricional naturista, que incluye olores, sabores, temperatura de los alimentos, momentos del día e incluso estaciones del año.

Los asiáticos conciben el mundo como un todo que se relaciona entre si, al igual que el cuerpo humano cuyos órganos no funcionan aislados. Por ello buscan el balance entre el ying y el yang para eliminar las deficiencias relacionadas con estas dos esencias, muy vinculadas a los cinco elementos fundamentales: madera, fuego, tierra, metal y agua.

Sobre estos asuntos el doctor refiere: “hace falta potenciar los colores fríos, que calman como el azul, el verde, el blanco en ropas y sitios. Hay quien viene a pedir consejo para su salud mental, las semillitas en la oreja ayudan, al igual que las gotas, porque aumentan la estimulación, pero no son mágicas, hay que desarrollar mecanismos de defensa y capacidad de solución de los problemas.

“Es vital conocer que el mayor estado de bienestar en las personas, es que quienes la rodean sean felices, aislándose nadie puede ser feliz, dar es mejor que recibir. El amor al prójimo y el pensamiento positivo son indispensables porque lo que entregas al mundo, el mundo te lo devuelve multiplicado”, comentó.

Actualmente, en nuestro país, existe un Programa Nacional de Medicina Natural y Tradicional, con objetivos específicos para la atención a la población. Los holguineros podemos acudir a las áreas de salud y solicitar atención del personal que trabaja esta rama. En el cuerpo de guardia del Hospital Clínico Quirúrgico hay una consulta.

No fue la moda, ni la sofisticación con que los ricos abordan hoy la medicina tradicional, las razones por las cuales la Unesco declaró la Acupuntura y la Moxibustión china como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Con el peligro del cambio climático y la cada día más cruel canícula que vivimos en Cuba, bien vale atesorar estas recomendaciones veraniegas, basadas en la ancestral sabiduría de Asia, que procura prever enfermedades, aliviar el estrés cotidiano y fortalecer el cuerpo y el espíritu.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or

Copyright © 2000-2017 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.