/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Dom, 19 Nov 2017 - 17:47

DESCARGAR
Edición Impresa

Vegueros en campaña (+ Video)

Tabacos-Siembra.jpgCuando el genovés Cristóbal Colón llegó a Cuba hace más de cinco siglos vio como hombres y mujeres del “Nuevo Mundo” inhalaban el humo de unos curiosos cilindros de hojas, que acompañaban las ceremonias religiosas, tenían propiedades curativas e incluso servían como alimento.

Las formas de uso eran variadas. Los aborígenes Taínos enrollaban y prendían las hojas, otros las picaban para fumarlas en pipa y también algunos la hacían polvo para aspirarlo por la nariz. El “descubrimiento” llegó rápidamente a Europa ante las bondades medicinales y “recreativas”.

Las semillas y la técnica de sembrado del tabaco se esparcieron por todo el mundo; no obstante, la calidad y la distinción del cubano es única. Especialistas afirman que es debido a la variedad de Tabaco Negro Cubano, la sapiencia de los vegueros y torcedores; el suelo y clima. Los dos últimos ingredientes exclusivos de la Isla.

La fama del puro cubano recorre hoy el planeta y cada día son más los adeptos; sin embargo, detrás de ese grupo de hojas secas celosamente enrolladas por hábiles manos hay todo un proceso que comienza, cada año, el 10 de octubre.

Inicio de una verde tradición

El sol alumbra los campos con sus primeros rayos. Los bueyes aran la tierra húmeda. El fertilizante cae sobre los surcos. El agua corre entre las canaletas. Orden de mando. Un campesino coloca la postura sobre la tierra, quienes le siguen la siembran.

La técnica varía según la región, las posibilidades y la experiencia del productor. La tradición se extiende en el linaje de los Zúñiga, y es ahora el joven Dixán, quien le añade nuevas “mañas” a la práctica familiar en la localidad de Las Calabazas, municipio de Calixto García, en Holguín.

En su finca, vinculada a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Frank País, ya dispone de su propio túnel para la producción de posturas de alta calidad, una vega y alrededor de cinco hectáreas para el cultivo de las 200 mil plantas que obtuvo del cuidado riguroso, durante unos 45 días, de la germinación de las simientes hasta alcanzar los 15 o 20 centímetros de alto.

Con 32 años de edad es unos de los vegueros más productivos del territorio . Solo en la contienda de 2016-2017 recolectó más de tres toneladas por hectárea, cifra considerablemente alta y difícil de obtener en un terreno seco como el que caracteriza a esa zona del este holguinero y con tecnología rústica: sistema de riego por gravedad y arado con bueyes.

Es por eso que en esta ocasión, fue en su propiedad, la apertura oficial de la campaña 2017-2018 en la oriental provincia.

La campaña tabacalera: a más de 890 km de tierras del Habano

En Holguín se cultiva el tabaco en cuatro municipios: Calixto García, Mayarí, Sagua de Tánamo y la cabecera provincial. Si bien ni las tierras ni el clima de este territorio nororiental compiten con los de Pinar del Río, donde se engendra el mejor tabaco del mundo, el trabajo sostenido de los vegueros holguineros ha logrado ubicar a la provincia a la vanguardia del país en cuanto a rendimiento agrícola se trata.

En la anterior campaña se logró satisfacer las necesidades de posturas al sobrecumplir la riega de semillas en más de 11 mil 230 canteros de los nueve mil 444 previstos, lo cual propició que todas las zonas se autoabastecieran y se aportara a otras regiones.

El rendimiento agrícola, en esa misma cruzada, fue de 1,93 toneladas por hectáreas, superior en 0,16 en relación con la anterior. En ese aspecto sobresalieron los vegueros de “Calixto García” con 2,3, muy por encima de la media provincial.

“El municipio de Calixto García es el mejor en la producción agrícola del tabaco en Holguín. Aun cuando no disponen de tecnología de riego siempre existen alternativas para ponerle la humedad imprescindible al terreno y eso lo demuestran los tabacaleros de esta zona”, explicó Nivardo Ibarra, delegado del Ministerio de la Agricultura en la provincia.

Martha García, directora de la unidad empresarial de base de Acopio y Beneficio del más occidental de los municipios holguineros, indicó que “en esta etapa tienen un plan de siembra de más de 300 ha para un acopio de más de 500 toneladas, para su cumplimiento laborarán alrededor de 406 productores, con el compromiso de contribuir con sus aportes a la economía nacional”.

En el acto de inicio de la campaña tabacalera los directivos de la Agricultura y la empresa TabaCuba felicitaron los resultados de varios tabacaleros, cuyas producciones sobrepasaron las tres toneladas por hectárea en la provincia: Dixán Zúñiga y Sergio Cruz, de la cooperativa Frank País; José Velázquez, de la “Cándido González”, y Alidier González, perteneciente a la “Onelio Díaz”.

Aunque fue señalado como el mejor productor de la provincia y jaranea continuamente con sus compañeros, Sergio Cruz es un hombre muy tímido y a regañadientes comentó del orgullo de ser homenajeado por “solo trabajar y cumplir” en la hectárea que posee; así como del sacrificio que realiza para mantener el riego necesario con carros-pipa.

“Yo vivo dentro del campo de tabaco para cuidarlo lo más que puedo y por eso es que tengo buenas producciones, me he dedicado a él desde los años 90 y lo fundamental es tenerle amor”, confiesa.

Perspectivas para una nueva etapa

Los directivos del Minag y de TabaCuba no creen en planes discretos y para la zafra del tabaco que recién empieza contrataron mil ha de tierras a sembrar, más de 218 con respecto a la precedente.

Con el fin de optimizar y garantizar una mayor cosecha de la capa para exportación se prevé la plantación de 30 hectáreas de tabaco tapado, de ellas cuatro ubicadas en Sagua de Tánamo.

Con la ambición de ubicar a la empresa tabacalera de Holguín entre las de mayores cifras de siembra en el país, Raciel Aguilera, director general, señaló que “la provincia ha tenido avances en los cultivos y uno de los propósitos fundamentales es que las distintas formas productivas logren resultados superiores y los vegueros produzcan a niveles similares para así, de forma colectiva, mejorar los números del territorio”.

Ante la creciente demanda en el mercado extranjero del tabaco cubano el incremento de su plantación en varias regiones de la isla caribeña es una de las prioridades para el Estado porque es este “uno de los renglones que mayor cantidad de divisas aporta cada año por concepto de exportaciones”, agregó Aguilera.

Así se proponen, además, recolectar más de una capadura para que los tabacaleros dispongan de una mayor garantía de curado.

Los daños del huracán Irma en septiembre último a los más de mil semilleros no es impedimento para la realización de una campaña de éxito en Holguín. La motivación, el compromiso y consagración de los hombres de las hojas verdes es fuerte. Está demostrado en el empeño puesto desde ya para superar los resultados de campañas anteriores.


AddThis Social Bookmark Button

1 Comentarios

  • Muy bueno el articulo ya que recoge todo un nivel de información sobre los resultados de la Empresa y lo que esta previsto lograr en la campaña que recién comienza

1000 caracteres

Cancel or