/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Mar, 21 Nov 2017 - 13:33

DESCARGAR
Edición Impresa

Verano en Holguín ante el espejo (+ Fotos)

Fotos: Cortesía de la compañía de modas Fantasía, de Fernando HernándezLa elección de un vestuario acorde a las elevadas temperaturas de este verano y que satisfaga preferencias, se convierte en un desafío, sobre todo para los seguidores del último grito de la moda.

Aunque algunos consideran superficial seguir tendencias efímeras, para otros constituye un complemento esencial para su autoestima, seguridad y aceptación en el grupo. Niños, adolescentes, jóvenes, e incluso adultos, adoptan como referentes estéticos a sus artistas favoritos, pues es innegable el impacto de los medios de comunicación, las series, programas que circulan a través del “paquete de la semana”, las redes sociales y revistas, en la conducta de las personas.

Los criterios sobre la moda son muy variados y en ocasiones desatan polémica entre diferentes grupos etarios.

Lilian y Flavia, adolescentes de 12 y 13 años, reconocen que les gusta estar siempre a la moda, usar chores y converse, mientras Geyler, de 17 años, manifiesta: “De lo que se usa, me pongo lo que me gusta y me queda bien. Por ejemplo, no me agrada ponerme pantalones muy apretados aunque estén a la moda”.

William Pérez, de la Tercera Edad, considera que cada cual viste en correspondencia con sus posibilidades económicas y que “las personas mayores deben usar ropa seria, sin muchos colores ni con las extravagancias que a veces usa la juventud”. Criterio que comparte Antonio Tamayo, quien añade: “Hay modas que son inadmisibles, pero se ven como algo normal en esta época. Algunas mujeres denigran su imagen cuando se ponen “calenticos” que muestran los glúteos, usan blusas enseñando la barriga. Con eso dan lugar a que se fresqueen con ellas.”

A pesar de que cada cual es libre de vestirse como desee, no es menos cierto que la elección de los atuendos debe corresponderse con el lugar al que vamos, edad, silueta corporal y época del año.

Moda de verano

moda1.jpgPara el verano, Fernando Hernández, diseñador y director de la Compañía de Modas Fantasía, recomienda usar tonos claros, pasteles, evitar prendas de colores oscuros como el negro pues absorben más los rayos del sol.

“Se debe tener en cuenta la frescura y comodidad del diseño, el empleo de tejidos como el algodón, el uso de ropas que no tengan un roce muy intenso con la piel como pantalonetas, vestidos corte de princesa, sesgados, blusas holgadas; para hombres: pulóveres con escote en forma de V, camisetas y ponchos con sus gorros”, explica.

Por su parte, la doctora María Eugenia Escobar, alerta que en esta etapa del año se deben extremar las medidas para la protección de la piel como el uso de espejuelos oscuros, sombreros, pamelas, sombrillas y camisas.

“Los rayos ultravioletas del sol pueden atravesar la piel y dañar las células, causan envejecimiento prematuro y son un factor de riesgo importante para el cáncer de piel. Muchas personas se bañan en la playa con bastante ropa y eso es bueno, pero cuando esta se humedece, la protección disminuye; así que lo ideal es no estar expuesto a un sol muy intenso, evitar el horario de 10 de la mañana a 2 de la tarde.”

Lourdes González, estilista de Solbella, considera que los principales enemigos del cabello son el sol y el aire. Por lo cual en el verano es importante cubrirlo con pañoletas.

“A quienes van por varios días a la playa les aconsejo que se enjuaguen el pelo cuando salgan del mar, y solo lo laven con champú y acondicionador el día que regresan a sus casas, para evitar que se reseque. De esta manera, el cabello libera una grasa que lo vuelve impermeable a la incidencia del sol”, advirtió.

moda2.JPGPara esta estilista, durante el verano resulta conveniente llevar los cabellos más cortos, liberando la nuca debido al calor, y recomienda los cortes asimétricos que “lucen bien en todas las edades y son cómodos para el peinado. No obstante, el peluquero siempre debe observar cuál es el óvalo facial del cliente para poder realizar un buen trabajo”.

Lo autóctono v/s lo foráneo

A pesar de la creatividad de los diseñadores y estilistas cubanos, existen dificultades en la industria nacional, que sumadas a otros factores, inciden en la prevalencia de cánones foráneos en la cultura del vestir.

A veces no se le otorga el suficiente valor a prendas que nos identifican, lo cual atenta contra la preservación de nuestras tradiciones. Según Beatriz Carbonell, vendedora de guayaberas y confecciones de hilo, en la Plaza de la Marqueta, del municipio de Holguín, “la ropa tradicional no tiene mucha salida, la compran algunas personas mayores, a los jóvenes no les interesa.”

“En ocasiones obviamos las bastillas, las alforzas, tejidos a crochet, los frivolité, los parches, bordados, deshilados, que son elementos que usaban nuestras abuelas y que se han perdido un poco”, agrega Arnaldo Pérez, diseñador y director de la compañía Modas Tempo.

moda3.JPGDe acuerdo con varios diseñadores entrevistados la materialización de sus piezas atraviesa por problemas económicos, máquinas de coser obsoletas y la escasez de variedades de tejidos y accesorios en nuestra red comercial. Sin embargo, la creatividad se impone y, siempre es posible reutilizar piezas.

“Como la moda es retro, vas al closet del abuelo o del tío y tienes un montón de ropa a cuadros y ya estás a la moda. O deshilachas un pantalón viejo y se ve mejor que uno importado de 30 cuc”, opina Fernando.

Pese a que aún predominan diseños extranjeros, algunos como Camila Martínez, trabajadora por cuenta propia en la Plaza de la Marqueta, apuestan por la inclusión de elementos autóctonos en los atuendos que oferta: “Combino el diseño de ropa para todas las edades con la pintura. Trato de hacer trabajos personalizados para que mis clientes tengan algo original y que, además de una prenda, se vistan con una pieza artística. Utilizo muchos elementos cubanos, como las imágenes de Che, la arquitectura de la ciudad y paisajes cubanos. Los precios son módicos, van desde un cuc hasta más, en dependencia de la complejidad de la pieza.”

La moda forma parte de nuestro día a día, pero más que inquietarnos por tendencias fugaces, es importante convertirnos en modelos como seres humanos. Para acercarse a esta meta, la Academia “Modas Tempo”, iniciará el siete de agosto un curso de verano los lunes, martes y miércoles de 6:00 a 7:30 pm en la escuela Julio Antonio Mella, en Aricochea y Cables, en la Ciudad de los Parques, para personas de 7 años en adelante. En las clases se impartirá modelaje, estética, maquillaje y vestuario, pero también autoestima, valores, comunicación, disciplina social y normas de convivencia, pues como dijera José Martí “la elegancia del vestido -la grande y verdadera- está en la altivez y fortaleza del alma”.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or