/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Mié, 24 May 2017 - 21:14

DESCARGAR
Edición Impresa

Solares en cámara lenta (+Fotos, Video e Infografía)

Solares-6.jpgSolo un ínfimo por ciento de los más de 4 mil holguineros que solicitaron un solar yermo para construir una vivienda por esfuerzo propio, entre 2015 y 2016, resultaron beneficiados. Con una realidad que difiere de las aspiraciones y la política del país en este sentido, un equipo de ¡ahora! indagó en el asunto.

 

Artículos relacionados:

Trámites Entrarán en vigor mañana, políticas y procedimientos sobre la vivienda Jaque mate al desorden (I)

Desde el 30 de julio de 2015, José Antonio García tiene a buen resguardo un pequeño papelito, en el cual apenas se lee el No. 933. Esos tres dígitos los recibió su esposa el día que pidió un solar para construir una vivienda por esfuerzos propios. Nunca le han informado qué ocurrió con la documentación entregada. La joven pareja de profesionales, en puestos claves de sus respectivos centros laborales, sigue esperando por una explicación.

Lisandra Cardoso reticente cedió ante la insistencia de colegas, testigos de su condición de albergada junto a su esposo, y requirió en el 2015 un terreno en Planificación Física, con la pretensión de edificar una casita poco a poco. El No. 787, de 2015, tiene su expediente.

Desde entonces han transcurrido más de 700 días, y en ese “universo de números”, al menos Lisandra tuvo más “suerte”, porque el 20 de febrero de 2017 le llegó una comunicación de la Dirección Municipal de Planificación Física de Holguín, con la firma de su director, César Patterson Rodríguez.

“Esperé dos años para que me notificaran que no es facultad de Planificación Física darle solución a mi caso, sino del Consejo de la Administración que es el único autorizado para la entrega de solares a quienes lo soliciten, según consideración de ellos”, explica desalentada por el tratamiento recibido.

Apenas estos son dos casos de las más de 2 mil 880 solicitudes que no han sido notificadas, entre las 4 mil 233 efectuadas durante 2015 y 2016 en toda la provincia. De la cifra total solo mil 426 fueron elevadas al Consejo de la Administración Municipal, de ellas quedaron aprobadas mil 160 y denegaron 189, “porque el Gobierno estima que no están entre las prioridades previstas para el otorgamiento de parcelas y solares yermos estatales a personas naturales”, explicó Orlando William Naranjo Saavedra, especialista que atiende la Sección de Trámites en la DPPF.

Y este año no ha comenzado mejor. Desde enero hasta la semana pasada la demanda era de más de 475 parcelas en la provincia, al Cam se habían elevado 249 y aprobado 225, mientras que seis fueron denegadas y 245 quedan pendientes.

El 31 de julio del 2014 se adoptó el Decreto-Ley 322 del Consejo de Estado —modificativo de la Ley No. 65, Ley General de la Vivienda—, que contempla, además, los trámites a realizar por la población a través las Direcciones Municipales de Planificación Física (DMPF), entre ellos la Asignación de parcelas y solares yermos estatales para la construcción de casas por esfuerzo propio a personas naturales, con el respaldo de las Resoluciones No. 54 y 55/14 del IPF.

Al respecto Naranjo aclaró que, efectivamente, son los Consejos de la Administración municipales los autorizados de aprobar los otorgamientos de derecho perpetuo de superficie. “Están establecidas como causales y prioridades los afectados por desastres naturales, los necesitados de erradicar condiciones de precariedad, casos sociales, albergados y ubicados en zonas de riesgo, así como casos de interés económico y social del territorio correspondiente y además para solucionar el déficit de viviendas, problemas de hacinamiento, de convivencia, y otros que tienen que ver con el estado constructivo de la vivienda”.

Pero, dicho así podría parecer que este programa marcha “a toda vela”; sin embargo, hoy la realidad dice todo lo contrario dos años después de su puesta en marcha en el país. En la provincia son muchos los terrenos solicitados e ínfimos los otorgados, principalmente en municipios más poblados, como Banes, Mayarí y Holguín.

Orlando William asume que “el sistema ha fallado al no notificársele la situación en que quedan los que no son seleccionados, cuyos expedientes pasan al archivo pasivo hasta que el territorio tenga disponibilidad de terrenos, trámite que la Ley prevé, para mantener informados a los interesados, pero que hoy no se cumple como debe ser”.

Y reconoce además: “En ese detalle es donde está la mayor inconformidad de la población, porque después de entregar su documentación pasa el tiempo y no hay respuesta. No hemos sido capaces de notificarles ¨Usted no está entre los beneficiados, debe esperar o no fue incluido, pues en las verificaciones comprobamos que no tiene necesidad y/o no clasifica entre las causales establecidas, etcétera¨”.

Agregó además que “nosotros recibimos solicitudes, investigamos y hacemos propuestas al Gobierno, que es quien decide. Planificación Física solo presenta parcelas sin nombre y eleva la lista de los posibles beneficiarios”.

Allanando los terrenos

Por la populosa capital provincial anduvo de recorrido este equipo. Como objetivo principal tuvo visitar las cuatro Oficinas de Gestión de Trámites de la Vivienda, donde Planificación Física tiene representantes, de lunes a viernes en el horario de la mañana, para atender a la población y darle curso a sus requerimientos.

En ninguna de las Oficinas- casas adaptadas para tales menesteres y por cierto tres de las cuatro en muy mal estado constructivo y sin condiciones objetivas para la atención de público; carentes de medios de trabajo y sin agua potable para beber ni merienda y almuerzo para los trabajadores- las funcionarias no disponían del modelo oficial a entregar en caso de que alguna persona requiriera iniciar dicho trámite.

Las tres radicadoras entrevistadas (de las Oficinas Uno, Cuatro y Tres) confirmaron no haber recibido ninguna solicitud en el 2017. Solo la de la Oficina de la calle Paz mostró un ejemplar del documento de marras, quizás guardado a manera de muestra. También, como preocupación generalizada, salió a relucir la falta de un abogado de Planificación Física en cada uno de esos centros para atender in situ a los clientes y de un local adecuado para este y la funcionaria vinculada permanentemente, en todos los casos laboran fuera de los inmuebles.

Sobre estos detalles, César Patterson Rodríguez acotó que el organismo no dispone de modelo oficial, y que incluso en la dirección municipal imprimen el documento con muchos problemas por carecer de tóner. “Solo contamos con tres abogados, falta uno. Esta situación nos obliga a adoptar acciones organizativas y de controles más rigurosos, a partir de que nuestra institución es la que más trámites radica a nivel del país”.

Reconoció que Planificación Física asumió todas las diligencias relacionadas con Vivienda, a partir de la entrada en vigor del Decreto-Ley 322, pero sin condiciones. Puso de ejemplo el caso de los funcionarios que prestan servicios en las cuatro Oficinas-bastante distantes por cierto- deben acudir a la sede de la institución a llevar los trámites recepcionados una vez concluida la atención a la población.

Y como muestra un botón. Este miércoles a las 11:45 de la mañana María Elena González Pérez había atendido a 38 personas en la Oficina No.3 y alrededor de otras ocho esperaban aún por viabilizar algunos de los más de 10 trámites de la competencia de ese organismo.

Por otro lado Patterson informó, de manera muy particular, que en el municipio entregaron 26 solares en el 2015, apenas 19 en 2016 y en los primeros cuatro meses de este solo suman ocho, cifras totalmente insignificantes en relación con la cantidad de personas optando por un terreno.

Por su parte Idalmis Escalante Labrada, jefa del Departamento de Inversiones de la DPPF, habló de perspectivas: “Estamos inscribiendo solares a favor del Estado para poder ofertar a las personas naturales la posibilidad de construir una vivienda por esfuerzos propios. Hoy la provincia arroja un total 101 parcelas para otorgar en los municipios de Rafael Freyre, Banes, Báguano, Holguín, Urbano Noris y Frank País, es decir, muy pocas, pues apenas son seis asentamientos en la provincia, donde es creciente la demanda”.

Aunque apuntó que los estudios continúan “porque también hay que revisar las azoteas, entre otras posibilidades”.

La especialista explicó que poseen siete áreas en preparación para la construcción de 254 viviendas por esfuerzos propios; sin embargo, la falta de urbanización de esas áreas conspira con el propósito. “Hasta el momento contamos con la microlocalización elaborada, sometida ahora al proceso de consulta o de aprobación, pero casi todas disponen de la preparación técnica”.

Un aspecto contradictorio está en el financiamiento otorgado este año a Vivienda para la construcción, pues como afirmara Escalante Labrada, solo cubre la preparación y urbanización para 90 viviendas. “Tuvimos que decidirnos por Holguín, donde hay más demanda y Moa, por los problemas ocasionados por el huracán Matthew en el fondo habitacional. Dejamos 61 en la cabecera provincial y 29 en Moa. Estas son cosas que nos limitan al desarrollo de casas por esfuerzos propios, pues lógicamente si no hay urbanización, no pueden acometerse nuevas construcciones”.

Sobre el plan de ordenamiento de la ciudad de Holguín se refirió Yoandris Torres Almenares, jefe del Departamento de Inversiones de la DPPF, a manera de aclaración para algunas personas que acuden a solicitar directamente un determinado solar yermo.

“Generalmente todas las áreas libres hoy en zonas urbanas o céntricas tienen un destino, pero su ejecución está aplazada, porque el plan de la Economía no permite incluir la construcción de inmediato. Por ejemplo, en el solar frente a Las Tres Lucía hay previsto un edificio de varios niveles, como el Níquel, con servicios en planta baja, cuya construcción debe ser asumida por una empresa estatal”.

Recordó que las viviendas no pueden levantarse en cualquier lugar, pues llevan un respaldo de servicios. No es posible concebir un reparto sin que cuente con los servicios básicos.

Y ya casi al término del recorrido conocimos que están en trámite de entrega a Planificación Física por parte de la Agricultura del municipio cabecera de terrenos en el reparto Emilio Bárcena, San Rafael y San Andrés, lo cual contribuirá a aliviar un poquito la tenue entrega de superficies para la construcción de viviendas, según Rosel Tamayo Díaz, delegado del Minagri en este nivel.

La construcción de viviendas por esfuerzo propio es hoy una alternativa en la cual, al parecer, lograr el espacio físico para construir, se vuelve tan o más difícil como financiar los materiales para hacerlo. Carencias en el financiamiento estatal y debilidades organizativas, son realidades que deben transformarse para responder a las expectativas de los holguineros, y lograr que las condiciones habitacionales mejoren, a la par de su gente, como se prevé en los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Fotos: Elder LeyvaFotos: Elder LeyvaInfografía: Torralbas (Infhog)

 


AddThis Social Bookmark Button

1 Comentarios

  • Excelente artículo, es cruel pero es la realidad.

1000 caracteres

Cancel or