/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Mié, 28 Jun 2017 - 13:07

DESCARGAR
Edición Impresa

Calidad en los servicios a la población
¿Todos los caminos conducen al cliente? (+ Fotos)

funeraria-los-alamos-si.jpgEn el municipio de Holguín se libra una batalla de grandes dimensiones para rescatar el sentido de pertenencia, la eficiencia y la calidad en los diferentes servicios públicos. La estrategia, liderada por el Partido Comunista, tiene un impacto positivo en una ciudad que necesita, a la par de la restauración física que está viviendo, una renovación en su espiritualidad.

Plaza Camilo CienfuegosEn materia de prestación de servicios, todos los consejos conducen al cliente. Los chinos, que siempre tienen un proverbio a mano, afirman que “un hombre sin una sonrisa en la cara no debería abrir una tienda”. También en Google, que para complacer a sus usuarios no escatima en búsquedas, se pueden encontrar máximas al estilo de: “Haz un cliente, no una venta” y “El servicio al cliente no es un departamento, es una actitud”.

Sin embargo, no hay que recurrir a estas sentencias para tener claro que quien presta servicios públicos solo “dará en el blanco” si apunta a la clientela con “armas” de calidad. Pero, como del dicho al hecho suele haber mucho trecho, no siempre el usuario es una “diana” afortunada o, más bien, no siempre los ofertantes saben “disparar”.

Sobre las escaramuzas en ese “campo minado” los cubanos tenemos vasta “experiencia”. Por mucho tiempo, la ineficiencia en la atención al cliente se ha atrincherado tras las carencias económicas, pero son, sin embargo, procederes negativos y dejadeces, los que más han obstaculizado el “teatro de operaciones”, en el cual, a menudo, se abren cráteres significativos que distancian las expectativas del usuario de la realidad que afronta.

Por suerte, en nuestra provincia, específicamente en la ciudad cabecera, se libra desde el pasado año una batalla de grandes dimensiones para rescatar el sentido de pertinencia, la eficiencia y la calidad en los diferentes centros que brindan servicios públicos. Cada fin de semana, grupos de trabajo conformados por cuadros de los Comités Provincial y Municipal del Partido, el Gobierno Municipal, la CTC y la UJC, recorren instalaciones de toda índole y evalúan su funcionamiento, con el objetivo de que se perfeccionen las formas de hacer en esos centros y el ciudadano común reciba en ellos el respeto y el trato que merece.

La estrategia, que incluye la posterior discusión de las deficiencias detectadas con los organismos correspondientes, va rindiendo frutos en un Holguín que necesita, a la par de la restauración física que está viviendo, una renovación en su espiritualidad. Entre los meses de marzo y abril se han realizado alrededor de 600 visitas a centros comerciales y gastronómicos, instituciones culturales y de la salud, entre otros diversos espacios como las áreas de la feria agropecuaria del domingo, funerarias, Tiendas Recaudadoras de Divisa, etcétera.

La sistematicidad y profundidad de los controles han permitido tomarles el pulso a los principales fenómenos que erosionan el desenvolvimiento de esas instalaciones, a la vez que refuerzan la observancia de otras manifestaciones sociales como las indisciplinas e ilegalidades que se suceden en calles y parques de la ciudad.En las afueras de la Terminal Interprovincial

En los servicios gastronómicos, especialmente los que se brindan en cafeterías y restaurantes, se encuentran el mayor volumen de las dificultades. Las irregularidades encontradas se relacionan con: problemas de higiene (presencia de moscas en almacenes, suciedad en utensilios de cocina, unión de alimentos elaborados y crudos en la misma nevera, acumulación de objetos fuera de lugar, mala manipulación de alimentos); abuso al consumidor (violaciones en el gramaje); ausencia de insumos para satisfacer la demanda; demoras en la atención y falta de calidad en los productos; así como problemas constructivos y de ambientación, presentes más por la desidia que por la falta de recursos (baños sin puerta, ausencia de cercas perimetrales, filtraciones) y presencia continua de deambulantes, entre muchos otros.

Las cafeterías Baracoa, Terminal Santiago-Habana, 18 Plantas, Habana, El Proletario, Plaza Camilo Cienfuegos y El Níquel, así como las Pizzerías Los Álamos y Roma y los restaurantes Polinesio, Venecia y Mayarí, además de otros centros como la cremería Guamá, el Salón Benny Moré y El Caligari, son solo una parte de las instalaciones en las que se han evidenciado algunos de los problemas antes expuestos.

El sector de la salud tampoco ha quedado libre de pesquisas, por lo que policlínicos y hospitales han sido fiscalizados también en aras de optimizar sus servicios, de alta sensibilidad. En ellos se han detectado situaciones hidrosanitarias críticas, falta de recursos para la limpieza, baños sin herraje, déficit de mobiliario, acumulación de escombros en las áreas y descontrol de algunos recursos materiales, aspecto evidenciado, principalmente en “Pedro del Toro”.

Igualmente los centros que expenden en divisa han estado en la mira. En espacios como La Bolera, el Complejo Pico Cristal y establecimientos de Cimex se señalaron algunas irregularidades. Tampoco los controles se han quedado solo en el centro de la ciudad, sino que han abarcado locales de la periferia, con la intención de que sobresalga el orden y la disciplina hasta en los establecimientos de menor envergadura. Deambulantes en las afueras de la Terminal Interprovincial

Vale destacar que un por ciento significativo de los centros visitados no han presentado problemas, lo cual corrobora que, cuando dominan las ganas de hacer, el control y el compromiso con el público, los resultados, aún con carencias económicas, pueden ser alentadores. No obstante, la tendencia general indica que queda mucho por hacer para desterrar la negligencia imperante en la mayoría de los servicios públicos.

Para tantear con las manos esta realidad, que tiene de cal y de arena, este equipo de prensa se dirigió en días anteriores a varios locales que habían sido inspeccionados con antelación, para apreciar de cerca su funcionamiento. Inquietante resultó la ausencia del administrador en varios de ellos, como en la cafetería de la Plaza Camilo Cienfuegos, el “Benny” y el restaurante Venecia. Tal situación ha sido constatada en otros muchos centros por los grupos de trabajo, sin que existan justificantes, lo cual incita a muchas preguntas sobre el ejercicio del control, la disciplina y la exigencia.

En la Plaza 4 de abril no se detectaron irregularidades, tampoco en la cafetería Nené Traviesa ni en el restaurante Arcoiris, de la Terminal Santiago-Habana, no así en la cafetería contigua a este centro, en donde los residuos esparcidos por el piso y la imagen general no invitaban al consumo. Su administrador Jorge Luis Tasis alegó que la auxiliar barre constantemente pero algunos usuarios no preservan la limpieza y arrojan al suelo desperdicios, sin percatarse de la presencia del cesto. Si bien la ciudadanía debe mostrar más civismo, las administraciones deben ser más rígidas, pues en ocasiones se pierde mucho tiempo laborar mientras la suciedad permanece y aumenta.

Cerca perimetral de la Plaza Camilo CienfuegosEn la Plaza Camilo Cienfuegos había afectación con el agua que impedía la elaboración de confituras, la cerca perimetral estaba afectada y las áreas verdes descuidadas. En el Policlínico Mario Gutiérrez, los baños del área de cuerpo de guardia, que deben ser descargados con cubos, permanecían muy sucios y la auxiliar responsable manifestó que la falta de guantes y otros recursos mellaban su trabajo. Otros entrevistados, como la doctora Lisy García, expusieron su inconformidad con la mala elaboración de la comida para el personal de salud y sus elevados precios.

En la Agencia de Correos del Parque San José llamó la atención que solo cuatro ventanillos de los 10 existentes estaban abiertos, lo cual provocaba demoras en el servicio. Al conversar con la subdirectora Sibel Laborde, manifestó que ello se debía al traslado de algunas gestoras a puntos de venta de postales por el Día de las Madres. Sin embargo, algunos clientes manifestaron su inconformidad con esta situación, que no parece un hecho extraordinario.

En el periplo también se verificó que algunos centros avanzaron en la erradicación de una parte de sus problemáticas, lo que evidencia la efectividad de la estrategia puesta en marcha. Solo falta que el sentido del trabajo consciente y la ética se afiancen en los establecimientos de forma auténtica, para que al entrar en sus predios se sienta que realmente todos los caminos conducen al cliente.

Artículos relacionados

Talar el árbol de las indisciplinas (Infografía)

La diaria batalla ciudadana (+ Fotos)

Inducir responsabilidad y buen servicio


AddThis Social Bookmark Button

5 Comentarios

  • Felicidades a los Holguineros por esta iniciativa..
  • Felicidades a los Holguineros por esta iniciativa, lo mal hecho hay que comentarlo para poder eliminarlo de lo contrario seguiria igual, las demas provincias debian cojer ese ejemploq casi siempre el periodico lo q hace es resaltar lo bueno y de lo malo nada de nada
  • Felicidades a los Holguineros por esta iniciativa, lo mal hecho hay que comentarlo para poder eliminarlo de lo contrario seguiria igual, las demas provincias debian cojer ese ejemploq casi siempre el periodico lo q hace es resaltar lo bueno y de lo malo nada de nada
  • MULTIPLÍQUENSE EN LA CIUDAD REPORTAJES COMO ESTE, YA NOS HEMOS ACOSTUMBRADO A ANDAR ENTRE LO MAL HECHO Y VERLO COMO NORMAL. PASO COMO ESTOS IMPULSAN EL COMBATE A LO INCORRECTO
  • Excelente trabajo. Esto debiera hacerse en todas las provincias, municipio por municipio. Felicidades a AHORA por este tipo de periodismo. Las cosas malas hay que llamarlas por su nombre para poder combatirlas.

1000 caracteres

Cancel or