/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Lun, 24 Abr 2017 - 19:09

DESCARGAR
Edición Impresa

Para hacer la Luz

Fotos: Javier MolaHoy se celebra el Día del Trabajador Eléctrico, una fuerza laboral que ha demostrado abnegación y heroísmo en difíciles y complejas tareas. Llevar la “luz” a cada lugar es una de las misiones que más se le agradece a los trabajadores holguineros del sector. Al respecto, la instalación de Fuentes Renovables de Energía alcanza resultados satisfactorios en la provincia.

La instalación de Fuentes Renovables de Energía (FRE) forma parte de un programa nacional para disminuir el consumo de combustibles fósiles. En Holguín, la mayoría de ellas estará vinculada al Sistema Electro Energético Nacional (SEN), con las cuales nuestra provincia logrará producir, con energía limpia, 500 megaWatts (MW) similar a lo aportado por la termoeléctrica Lidio Ramón Pérez, de Felton.

Sin embargo, existen otras que no se sincronizan al sistema y no forman parte de esos 500 MW, mas representan avances en lo social y lo económico para las zonas electrificadas. El ingeniero Alexander Leyva, coordinador del Programa de FRE, de la Empresa Eléctrica de Holguín, asevera que el objetivo fundamental de la electrificación con panelería solar es garantizar el suministro de electricidad a las viviendas aisladas.

paneles-solares-01.jpgAsí, desde el 13 de diciembre pasado, los 12 kilómetros cuadrados donde están enclavados los barrios Las Guasimitas y Playa Girón, en el municipio de Báguano, en las noches lucen diferentes, como llenos de luciérnagas distantes en medio del macizo cañero, donde, por fin, la luz se hizo.

Ramón Bárbaro Martínez, delegado de la circunscripción 39, Consejo Popular La Caridad de Sitio, explicó: “todas las casas aisladas recibieron paneles iguales. La instalación se coordinó en tres o cuatro días, los pobladores apoyaron la labor ardua de los trabajadores eléctricos, porque se reconoce el avance de tener luz eléctrica en un lugar que de noche era tiniebla”.

Marisel Guerrero Pérez, hace 37 años que vive en este lugar, es una de las beneficiadas con los paneles solares y manifiesta: “teníamos muchas expectativas para la electrificación, ahora puedo encender cinco lámparas y a veces un televisor de poco gasto, pero no los demás artículos.Es una felicidad incompleta porque eliminamos el candil pero,como todas las mujeres, queremos un día tener un refrigerador o una lavadora”.

Para Elena González González, quien lleva 34 años en el barrio, la situación es similar. Al principio su planta tuvo problemas y la Empresa Eléctrica la cambió, así logra encender luces y el televisor por el mediodía pero por la noche baja la intensidad.

En el año 2016 se electrificaron en Holguín 11 asentamientos y la instalación de paneles fotovoltaicos, cuya estructura ya está en el territorio, continuará hasta llegar a 500 en esta primera etapa.

Lo que no está sincronizado contempla mil 200 sistemas fotovoltaicos que dan servicio a consultorios, salas de TV, escuelas rurales, telefonía alternativa de Etecsa y pluviómetros de Recursos hidráulicos, entre otros. Existen, además, 900 calentadores solares, 750 molinos de viento,25 arietes hidráulicos,270 cocinas de biomasa,110 plantas de biogás, que son fuentes que, aunque no generan para entrega, si favorecen el ahorro.

Las sincronizadas son las producidas por la energía eólica, con seis parques, que llegarán a 250 MW, la solar fotovoltaica que aportará cerca de 90 y las minihidroeléctricas en Mayarí, que no afectan el cauce del río, según comentó Leyva Valdespino.

Pero como vía alternativa más inmediata resalta la fotovoltaica que permitirá la sincronización de 23 zonas, cuatro de ellas comenzarán a generar este año.Estas zonas determinan un ahorro de combustible de 27 mil 424 toneladas (T) de combustible fósil y se dejan de emitir 80 mil 380 de CO2 al medioambiente. También representa la disminución de pérdidas de trasmisión de 2 mil 83 MW al año.

Combinada con la eólica, prevista la inversión para 2018 y 2019, cinco parques de potencia de 286 MW devienen ahorro de combustible de 255 mil 259 T al año.

Para el incremento de las FRE se necesitan, además, lasbioeléctricas, que comenzarán en tres de los centrales de Holguín: el Cristino Naranjo, el Urbano Noris y el Fernando de Dios, los cuales deben producir 60 MW y representa cambiar el bloque termoenergético del central para, con la misma caña, generar hasta 20 veces mayor cantidad de energía.

Existe otra línea de trabajo en la cual todas las empresas, instituciones y organismos deben valorar sus potencialidades para trabajar con fuentes renovables,materializar sus propias inversiones al respecto y tributar más energía al sistema o elevar el ahorro en sus centros.

Un ejemplo positivo al respecto es el parque fotovoltaico de la hilandería InejiroAsanuma, de Gibara, donde se instalarán 100 kiloWatts fotovoltaicos y que ya está en fase de otorgamiento de la microlocalización. Este es el primer proyecto de FRE en una empresa estatal en Holguín, pero se espera que muchas empresas se sumen después.

Todas estas inversiones implican infraestructura eléctrica asociada a estas fuentes, que representan gastos para la Unión Eléctrica Cubana. Por ejemplo, la parte eólica, prevista para punta Lucrecia, Río Seco, Jagüeyes, en Rafael Freyre, y en Gibara, lleva gran infraestructura para extraer la energía y aportarla al SEN.

A pesar de los contratiempos la instalación de nuevas fuentes alternativas de energía constituye un avance para la provincia en el camino para hacer la luz y lograr la sostenibilidad medioambiental, sobre todo si comprendemos su utilidad, pues actualmente solo aprovechamos el 30 por ciento de las potencialidades que tiene Holguín para producir energía limpia y sin contaminación.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or