Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Sáb, 18 Nov 2017 - 23:00

DESCARGAR
Edición Impresa

¡Ahora! y Siempre

Con el desafío mayor de tener como nombre un justo adverbio de tiempo, equivalente a premura y a nunca dejar algo para después, el semanario ¡ahora! llega a sus 55 años, este 19 de noviembre.

Lo imagino como una gran sombrilla, donde caben las historias de todos los que ayudaron o colaboran para conformar una leyenda de cinco y media décadas de existencia, desde aquel lejano lunes, cuando el doctor Zúñiga, incitado por un jurado, para buscarle el nombre al rotativo entre más de 90 propuestas, le propuso un cabezal distintivo, sinónimo de actualidad, presente y de momento, hasta este 2017, con un colectivo donde la
juventud prima.

Periodistas de diferentes edades convergen en la redacción, pero nadie de los que hemos integrado el periódico holguinero puede extraerse de su trayectoria y la gloriosa fecha de su nacimiento.

Con diferentes machones, letras, títulos, formatos y fotografías, ¡ahora! deja su huella, hermanada al contexto, donde reta en cada salida a su colectivo.

Cuántos recuerdos desde el inicio con letras de plomo, rotativa a la antigua, inmensas matrices, máquinas de escribir y, en los últimos años del pasado Siglo, inicio, aunque lento, de la modernidad para satisfacción y dolores de cabeza.

Como Órgano Oficial del Partido Comunista, primero en la región Holguín- Gibara y desde 1976 en la provincia, acompaña el quehacer del territorio en su lucha por alcanzar niveles de desarrollo superiores.

El archivo muestra diferentes formas de reflejarlo, de acuerdo con el estilo de cada quien, pero, siempre, con la coincidencia de plasmar la vida de una tierra empeñada en cambiarle el destino a sus hijos con esfuerzos propios.

Los de mayor edad rememoran el diarismo, una experiencia que solo llega hasta 1991, porque circunstancias económicas adversas, obligaron a reducciones y convirtieron el ¡ahora! en semanario hasta la actualidad.

Aquel era un periodismo más agitado, presionados por un cierre diario, cubrir los más impensados acontecimientos en toda la geografía y tener, al llegar, sobre la cabeza la espada democliana en forma de anuncio: “tienes 30 líneas” y el jefe de redacción, Elías Pavón –Cuqui-, dándote paseítos a tu espalda. Mientras todo el taller en espera con disimiles conversaciones e inquietudes.

¡Ahora! Crece en estos últimos años como Casa Editora, con el suplemento cultural Ámbito, en 1987, la revista montañés Serranía, desde 1995 y su página web, en el 2000. Sin importar la reducida estructura, ganamos premios y ocupamos sitios cimeros dentro de la prensa nacional, como en el 2004 y 2007, mejor publicación integral de Cuba.

No se parece a sus inicios, con aquella redacción bulliciosa y llena de humos de cigarrillos, una manera peculiar de andar juntos y compartir la vida en familia laboral, pero como dijo el uruguayo Eduardo Galeano: “ese mundo mágico de las imprentas, el olor del plomo, el universo del tipógrafo, los cuerpos de letras de hierro y de madera, casi han
llegado a su fin”.

Hoy el mundo digital manda en las redacciones y transforma hábitos, rutinas y costumbres; el colectivo es distinto y diferente en la formación, pero como expresé una vez, ¡ahora! Sigue siendo, para mí: La locura de la mayor locura; la pesadilla de cada día que convoca todo el tiempo; una exigencia de superación cotidiana; la escuela práctica, el
amor por el ejercicio del “mejor de los oficios”.

“Enseñanza diaria, mucha preocupación por trabajar bien y bastante, descontento cuando no me publican o algo sale equivocado, el sentir de los holguineros, sitio donde muestra lo más inmediato por saber, el corcel de batalla que me conduce en cada combate, motivaciones y siempre perspectivas, a semejanza de un equipo de pelota, para saber el jugador idónea para cada momento en premio al colectivo.”

Como expresa el profesor español Ramón Salabarría: “el futuro de los medios de comunicación actuales se juega en las redacciones”, ya se habla de convergencias, es decir integrar sus redacciones impresas y digitales, como organización moderna para organizar el flujo productivo.

Vivimos los 55 noviembres con un proceso organizativo disímil, toda la prensa cubana soporta una transformación radical, sin embargo jamás renunciaremos a la vocación de decir la verdad, poner la pluma al servicio de la Patria y defender al país y a su Revolución como lo hicimos desde el primer momento ¡ahora! Y siempre.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or

Copyright © 2000-2017 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.