Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Jue, 17 Ago 2017 - 13:17

DESCARGAR
Edición Impresa

¿Saberme… qué? Análisis estadístico marca nueva tendencia en el béisbol

Los Oakland A’s de 2002 usaron la sabermetría e inspiraron el libro y la película “Moneyball”. (foto: Eric Risberg/AP)Las estadísticas han formado siempre parte indiscutible del béisbol casi desde sus inicios, cuando Henry Chadwick desarrolló el box-score en 1858, y se han ido perfeccionando, hasta el punto que incluso sin ver un partido -solo analizando la hoja de anotación-, cualquiera puede saber qué sucedió, al menos en materia de rendimiento.

No obstante, en los últimos tiempos, una nueva tendencia ha estado marcando el análisis estadístico en el béisbol e incluso modificando las estrategias de dirección de los equipos: la sabermetría o sabermétrica.

El término (Sabermetrics), que tiene su origen en la Sociedad para la Investigación del Béisbol de Estados Unidos (SABR, por sus siglas en inglés, creada en 1917) y fue acuñado por Bill James, a quienes muchos llaman el Zar de las Estadísticas, consiste en el análisis empírico de las estadísticas del béisbol y el uso de distintas variables para calcular promedios o porcientos no tradicionales.

James popularizó este tipo de estadísticas con la publicación de sus revistas anuales Baseball Abstract en 1977, pero no fue hasta el año 2002, cuando Billy Beane, gerente general de los Oakland Athletics, se vio con un presupuesto de “apenas” 44 millones de dólares y el objetivo de destronar a los poderosos New York Yankees y su abultada nómina de $ 125 millones. Los A’s no pudieron ganar, pero llegaron a la postemporada dos años consecutivos y siguieron siendo un conjunto competitivo, a pesar de no contar con mucho dinero, gracias al uso del análisis sabermétrico y lo que se conoce hoy como métricas avanzadas.

A partir de allí, los sabermétricos se han convertido en pieza fundamental del análisis periodístico sobre los jugadores y los equipos, así como de la estrategia ofensiva y defensiva. Lo que se conoce como el Williams Shift (asociado con Ted Williams, pero originalmente usado contra Cy Williams), que ubica a los jugadores en posiciones a la defensa acordes con las zonas hacia donde más conecta el bateador, se ha perfeccionado gracias a los estudios sabermétricos. De igual modo, el uso de los lanzadores especialistas zurdos o derechos ante determinados bateadores forman parte de los resultados de la sabermetría.

Muchas de estas estrategias se emplean desde principios del siglo XX, pero no fue hasta la introducción del análisis avanzado que se ha ejecutado con mayor efectividad y mejores resultados.

A diferencia de las estadísticas tradicionales (dígase el promedio de bateo, los jonrones, las impulsadas, el promedio de efectividad, las victorias o los ponches), la sabermetría utiliza otros indicadores para medir la eficiencia de los peloteros, como el OBP (promedio de veces que entra en circulación) para evaluar a un primer bate o el WHIP (boletos y hits por entradas lanzadas) para medir el nivel de efectividad de un lanzador para retirar a los bateadores.

Mas existen otras ecuaciones que parecen más complicadas y se acercan más a una evaluación eficiente del rendimiento de un pelotero, como sucede con el WAR (victorias por encima de jugadores de reemplazo).

El WAR (Wins Above Replacement) analiza las contribuciones en victorias netas de un jugador específico, cuyo punto de partida son las victorias que tendría su equipo si en lugar de él, se hubiese utilizado a un jugador de reemplazo de Triple-A.

Esta estadística, que tiene sus variaciones dependiendo de quién la calcule, es uno de los indicadores que más se utilizan hoy en el béisbol de grandes ligas a la hora de evaluar un jugador (y a la hora de ofrecerle un contrato o una extensión, debido a que enfatiza en el “valor” del pelotero para su club). Asimismo, tiene una gran influencia en la selección del Jugador Más Valioso de la liga, aunque en este sentido siguen pesando más las estadísticas tradicionales.

Otra estadística, las carreras creadas o Runs Created, desarrollada por Bill James, ayuda a analizar las situaciones de anotación creadas por un jugador o un equipo. Esta ecuación permite ver hasta qué punto un equipo es productivo con sus situaciones de carrera (comparándola con las anotaciones que sí logran facturar) y permite a los mentores ubicar a los mejores generadores de posibilidades en sucesión para poder concretar más carreras.

Sin embargo, el uso de la sabermetría no puede convertirse en una camisa de fuerza. Los mismos miembros de SABR por todo Estados Unidos -y fuera también- se oponen al uso desmedido de este tipo de análisis para evaluar a los equipos o para trazar las estrategias.

Las métricas avanzadas deben convertirse en un complemento, pero deben estar acompañadas de otros elementos también sabermétricos, como chequeo, psicología y hasta clima. El béisbol es un deporte de fallos, y esto limita cualquier táctica que se quiera poner en práctica.


AddThis Social Bookmark Button

1 Comentarios

  • Estimado Rey, Ud. sabe que existen la verdad, la mentira y... ¡las estadísticas!

1000 caracteres

Cancel or

Copyright © 2000-2017 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.