Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Mar, 17 Oct 2017 - 18:51

DESCARGAR
Edición Impresa

Sin saldo suficiente para acceder a este verano

Mira que me pasaban las horas pensando en él, en todas las cosas que haríamos cuando estuviésemos juntos de nuevo. Diez meses separados me parecían demasiado. Necesitaba su calorcito inconfundible para sentir que todos mis problemas habían quedado resueltos en la prueba final de Matemática.

Pero qué va. Llegaba siempre el verano y me traía más dolores de cabeza que el ejercicio con asterisco del libro de Física. La fórmula para rebajar en una semana sin hacer dieta y los cuatro ejercicios para lucir un cuerpo de infarto eran más ilusorios que los trucos del Mago Lázaro. “La regla” siempre se “cumplía” en el momento menos indicado y los pulgares adquirían vida propia al torturar el mando a distancia para encontrar algo atractivo en la televisión.

Sin embargo, pronto supe que los varones la tienen más difícil. Las cosas se enredan más que la Teoría de la Complejidad si ellos no están solteros o pretenden dejar de serlo. Un macho, varón, masculino que se respete debe invitar a su novia a un lugar de lujo, con todos los gastos corriendo, o más bien gateando, por su cuenta.

Ahí comienzan a ensayarse trabajos a tiempo parcial, como mozo en una cafetería o, aunque los habaneros no lo crean, vendiendo agua potable. Los ahorros crecen, aunque la autoestima baja cuando, a pesar de los esfuerzos, algunas de las ofertas de los centros nocturnos, nos devuelve un mensaje harto conocido: “lo sentimos, su saldo no es suficiente para acceder a este servicio”.

Cualquier semejanza con tu realidad no es pura coincidencia. Pero hay buenas noticias. Se puede vivir intensamente el verano en pareja casi sin gastar ni el centavo de la Cucarachita Martina. La mala noticia es que debes encontrar una novia en 3D (al mismo tiempo, despampanante, divertida y, sobre todo, desinteresada).

Se puede planear un tour por los museos y salas de exposiciones de la localidad, asistir a un concierto en el teatro o visitar el Jardín Botánico. La propuesta de un cine en casa, romántico y exclusivo, siempre resulta tentadora. Volver a los juegos de mesa como el parchí, las cartas, los corotos, es una oferta retro en extremo sorprendente para la “era de los juegos electrónicos”. Hacerla adicta al fútbol, si no lo es, es un reto encomiable para disfrutar en pareja. Y algo que bien agradecerían los padres: limpiar la casa. Eso sí, con abundante agua y cloro para que la diversión huela a piscina.

Si quieres dedicarte un tiempo de calidad solo para ti, lo mejor es la lectura, lamentablemente muy subvalorada en estos días de verano. Si aún no eres adicto a este vicio, te recomiendo empezar con libros que se leen tan rápido como se consumen por estos días los shows de talento. Si te gustan las novelas policiacas Daniel Chavarría y Leonardo Padura son buena opción para empezar.

Por mi parte, ya no extraño tanto a “Julio” ni tengo tiempo para aburrirme con él. Más, cuando me exigen un comentario refrescante para el verano y con este calor, las ideas no congelan mucho.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or

Copyright © 2000-2017 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.