Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Sáb, 24 Jun 2017 - 14:18

DESCARGAR
Edición Impresa

15 de mayo: Día Internacional de la Familia
El poder de la familia

familia.jpgPor cosas del destino y del periodismo conocí a Tay, una joven de 32 años con una hija de 20. Pero contrario a los que muchos pudieran pensar, ella no dio a luz a los 12 años. Tay, cuando era apenas una adolescente y llegó a la mayoría de edad, asumió la tutoría legal de su prima, quien con cinco años se quedó huérfana de madre y padre.

“Tengo tres hijos: una hembra y dos varones”, me dice, y ante mi curiosidad, me cuenta de aquellos días en que la muerte de su tía fue un duro golpe para su familia materna, que asumió la crianza de la pequeña, hasta que Tay, al cumplir los 18 años, se convirtió en su tutora legal.

“Imagínate, empezaba a construir mi propio camino, que desde ese momento, fue el de ella también”, comenta.

Pero Tay insiste en destacar que ella no estuvo sola, el resto de la familia se esmeró y esforzó para que la pequeña tuviera una vida normal, desde un respaldo psicológico, hasta el vínculo con la escuela, la orientación constante y educación adecuada.

Dice que su abuela de 74 años es el centro y el pedestal de la vida familiar. “Siempre nos ha inculcado buenos valores y esa necesidad de compartirlo todo”, afirma Tay, quien es parte de las reuniones familiares, los intercambios de regalos entre ellos, la colaboración incondicional para los cumpleaños, las bromas y hasta los grandes acontecimientos alrededor de hechos aparentemente insignificantes.

Todo esto ha influido en que aquella pequeña, hoy es Educadora de Círculo Infantil y se proyecta para superarse y empezar estudios universitarios. “Ella es una versión mejorada de mí, la aconsejé para que tratara de evitar los errores que yo había cometido por falta de orientación, y estoy agradecida por lo receptiva que ha sido y la confianza que me demuestra”, expresa emocionada Tay.                                                     

Esta historia, que pudiera ser la de otros, nos revela cuan poderoso es el apoyo familiar, más allá de compartir la misma sangre. Sin importar raza, orientación sexual o prejuicios sociales, la familia supera barreras y no en vano, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la asume como “...el elemento natural

y fundamental de la sociedad...”.

Por ello, cada día es más importante el papel de la familia en la orientación y educación de las generaciones que se van incorporando a la sociedad como ente activo, pues la escuela no debe ser la única encargada de formar hombres y mujeres de bien.

Familia-escuela-sociedad es un trabajo en conjunto que debe aglutinar a todos los involucrados en la formación de los individuos. El ambiente familiar debe propiciar el debate, la confianza, la libre expresión, compartir buenos y malos momentos, lo que nos hace iguales pero también diferentes, donde cada quien encuentre paz, cariño y comprensión.

Entonces, este 15 de mayo, celebremos juntos, padres y madres, hijos e hijas, tíos y tías, abuelos y abuelas, hermanas y hermanos, primos y primas, el Día Internacional de la Familia, un motivo más para recurrir a ella en busca de fuerza y amor, sonrisas y regaños, apoyo y consejos, y disfrutar, como Tay, del poder que emana ese núcleo que todos llamamos familia.  


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or

Copyright © 2000-2017 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.