Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Mar, 23 May 2017 - 14:01

DESCARGAR
Edición Impresa

Aedes aegypti: El vecino infernal

Hoy en la mañana desapareció la tranquilidad en el pueblo. El alboroto reinó en las calles y todos observaron un anuncio que decía: Se Busca asesino en serie. Pequeño, alado de patas ralladas, hábil con las picaduras y adicto a la sangre. Recompensa: salud.

El tema del mosquito es asunto que nos inquieta a todos. Desde el más pequeño hasta los mayores de la casa sufren las consecuencias del molesto vecino, que decide hacer las fiestas a la hora de dormir y nos hace partícipes como inconscientes donadores de sangre; ocupa nuestro espacio y cuerpo, para transformar los sueños en serias pesadillas y en ocasiones, en crueles malestares.

El municipio de Holguín es uno de los lugares más mencionados, si del tema del Aedes aegypti se trata, por la alta focalidad y dispersión en el universo urbano. La cantidad de personas infectadas actualmente por el zika en las 17 manzanas del área de salud René Ávila, que ocupa la parte norte del centro-ciudad y reparto Vista Alegre, lo dice todo respecto a la situación higiénico- epidemiológica del territorio. Tenemos una amenaza que atenta contra nuestra vida y el bienestar general, y no es precisamente el Chupa Cabras.

El control por parte de las autoridades de Salud Pública y el cumplimiento de las orientaciones de los operarios de la Campaña antivectorial permite que los focos, riesgos y casos infecciosos vayan disminuyendo favorablemente en la población holguinera al verse afectado solo un bloque en la región.

La ausencia confirmada de brotes de dengue en las últimas semanas así lo demuestra, por lo que se reduce el número de infectados por estas enfermedades que ya son autóctonas en la cabecera provincial.

Aún así, existen otros factores que impiden la rápida eliminación de los focos y por ende de criaderos y sitios idóneos para el desarrollo de larvas. Las críticas condiciones en que se encuentran algunas calles, esquinas y lugares públicos del municipio se convierten cada vez más en uno de los mayores problemas de higiene en la localidad. La acumulación de desechos y escombros fuera de los contenedores y cestos establecidos con las características necesarias para mantener la limpieza del entorno aumenta por día y a la vez la focalidad en la zona se hace evidente. Si no tomamos conciencia mantendremos la imprudencia y por ende colocamos en peligro nuestra salud, la de familiares y amigos.

Un mayor nivel de conciencia sanitaria debe formarse en la población como compromiso humano para crear las bases higiénicas y concientizar sobre situación epidemiológica que caracteriza al municipio a nivel nacional, pues hoy es el de mayor focalidad en el país. La realización del autofocal no debe ser tratada solo por las autoridades pertinentes, sino también por los propios ciudadanos, tanto en sus viviendas como centros laborales.

La cooperación con los trabajadores de Salud Pública, así como el cumplimiento de sus indicaciones, debe mantenerse vigente en cada una de las visitas a los hogares. De esta manera estaremos un paso más cerca de lograr el Holguín que queremos, libre de vectores y enfermedades.

El actuar y la conciencia de todos los ciudadanos reafirmarán que con más holguineros trabajando para neutralizar la situación, más rápido podremos eliminar a ese molesto huésped alojado en nuestros alrededores, sin pagar alquiler y arrebatando nuestra salud. Hoy el Aedes aegypti se comporta como un auténtico vecino infernal.
 


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or

Copyright © 2000-2017 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.