Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Dom, 22 Oct 2017 - 15:40

DESCARGAR
Edición Impresa

Precaver, precaver, y precaver no hay otra opción

¿Cuánto ha invertido la provincia en recursos materiales y humanos en el enfrentamiento a la situación epidemiológica afrontada en Holguín desde 2014? Imagino que millones de pesos por concepto de combustibles, medicamentos, atenciones médicas, ingresos hospitalarios; larvicidas, bactericidas y otros productos químicos, así como en personal movilizado en la campaña antivectorial y de higienización.

¿Entre los holguineros existe comprensión de esos gastos y de las peligrosas enfermedades presentes en el entorno, que pueden complicar a miles de personas e incluso llegar a estados graves y provocar la muerte? No, sin duda alguna. Muchos no han interiorizado aún el problema, de lo contrario hoy el panorama fuera muy distinto y el dinero invertido en la lucha contra el mosquito hubiera podido destinarse a solventar otras necesidades de la población.

Estas dos interrogantes deberíamos hacérnoslas todos: la población y organismos y entidades cuyo objeto social prevé servicios vitales como los de higienización, saneamiento y suministro de agua; y a partir de ahí, analizar si de manera individual y colectiva estamos haciendo lo que nos corresponde en nuestros hogares, centros laborales, estudiantiles, en la comunidad y en cada palmo de tierra y aire de las áreas de salud de la provincia y, muy especialmente, en el municipio cabecera, donde es más compleja la situación higiénico- sanitaria.

En el caso particular del mosquito Aedes aegypti podemos afirmar que su presencia la estamos propiciando sin el menor recato. La muestra son los más de 20 mil focos del vector detectados en este año en 16 áreas de salud y ocho municipios, unos 900 más que en similar período del anterior.

La mayor positividad corresponde a tanques bajos y elevados, cisternas, piscinas y depósitos destruibles y naturales, lo cual indica fisuras en el trabajo de fiscalización y seguimiento de muchos operarios de consultorios médicos, en el de los fumigadores y en todos aquellos vinculados a la campaña antivectorial en las comunidades.

También tienen su alta cuota de irresponsabilidad y negligencia en esta tarea algunas familias, que aun conociendo que el mosquito trasmite Dengue, Chikungunya, Fiebre Amarilla, Paludismo y Zika, enfermedades todas altamente dañinas al ser humano, les propician cobijo al vector, impiden que se les visite o fumigue la vivienda.

Algo similar ocurre con las enfermedades diarreicas agudas y el cólera que aparecen con regularidad en los últimos tiempos, porque obviamos medidas elementales de higiene, como el lavado frecuente de manos, de verduras y frutas; así como de echarle hipoclorito al agua de beber; sin contar el hecho de no acudir a una institución de salud ante la primera deposición líquida ni suministrar sales de rehidratación oral al enfermo.

El lector Israel Expósito Cordón nos advertía al respecto, al comentar el trabajo ¿Por qué entonces esperar? de la edición del 19 de este mes. Él instaba a la adopción de medidas ejemplarizantes contra la crianza de cerdos en lugares inapropiados, de cocheros que vierten estiércol y orina de los caballos en principales vías; tragantes tupidos y acumulación de agua con lana verde en las calles, entre otros desaguisados que van en detrimento del bienestar comunitario y la higiene ambiental.

A los que añadiríamos las dificultades por las que atraviesan la recogida de desechos sólidos, la solución de salideros y limpieza de fosas. Unas pasan por problemas objetivos, como la falta de carros cisternas para evacuar las aguas negras y ser esta la provincia con mayor déficit de alcantarillado, pero aun así en sentido general estas tres actividades de Comunales, Acueducto y Alcantarillado y Saneamiento merecen de acciones que estén a la altura de los momentos que vivimos. Vale, entonces, un llamado general a que cada cual cumpla con lo que le corresponde.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or

Copyright © 2000-2017 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.