Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Lun, 18 Dic 2017 - 16:33

DESCARGAR
Edición Impresa

Un recorrido por la Historia de la Patria en Santiago de Cuba

Foto: Carlos RafaelEste jueves visité a la historia en sitios sagrados de la Patria. Con mis compañeros del periódico ¡ahora! estuve frente al fuego eterno, que irradia la colina del Mausoleo de los Mártires y Héroes del III Frente Oriental Doctor Mario Muñoz, en Santiago de Cuba. ¡Cuánto arrojo, lucha, sacrificios y ejemplos en aquellos nichos ocupados y en espera, de compatriotas que con su sangre y vida cimentaron el camino libre y digno de nuestra Cuba.

Me detuve unos minutos ante la tumba del Comandante Juan Almeida, el Maceo de nuestros tiempos, y aquella, su exclamación épica: ¡aquí no se rinde nadie…! retumbó en mis oídos, como un llamado permanente a la firmeza y resistencia, sin importar la magnitud del problema por vencer. De Almeida fue la idea original de edificar ese Mausoleo, en un lugar semejante a tantos de la legendaria Sierra Maestra.

 

Foto: Carlos RafaelAún nos esperaban momentos emotivos en un día espléndido y lleno de recuerdos, no afectado por la lluvia, la que por algunos minutos bendijo nuestra visita. En el Museo del III Frente vivimos profundamente el andar del Comandante artista, autor de La Lupe y tantas canciones, junto a otros héroes, a través de fotografías y diversas gráficas, descritas con identidad, amor y dominio plenos, por una Guía, que dio a cada frase el exacto y cabal significado histórico.

 

El Colofón resultó grandioso. Llegamos al Cementerio Santa Ifigenia, justo a tiempo de la realización de una de las ceremonias del cambio de guardia, para velar por siempre la presencia de los grandes cubanos, que marcaron con sus obras el destino de la Patria. Por primera vez pude presenciar in situ, muy cerca unos de otros, los panteones de José Martí con su imponente Mausoleo, Mariana Grajales y Carlos Manuel de Céspedes y el Monolito que guarda la eternidad del Comandante en Jefe Fidel Castro.

Foto: Carlos RafaelLa historia que nos honra, enaltece y orgullece nunca ha estado dispersa, siempre con hilo conductor, la libertad y lo mejor para los cubanos, a pesar de tantas heroicidades, fechas, lugares, circunstancias, épocas y hombres y mujeres protagonistas, pero no tengo adjetivo apropiado para calificar la múltiple imagen que veía y los sentimientos que se apoderaron de mí al observar con casi un solo golpe de vista, las tumbas de varios de nuestros héroes y mártires.

Mariana, la aguerrida mujer y madre de los Maceos; de José Martí, artífice de la guerra necesaria contra el coloniaje español, el Apóstol que nos marcó para siempre con su verbo y luz; del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, con el primer grito de independencia o muerte y de Fidel Castro, el líder y conductor de la Revolución emancipadora y socialista, la que hoy seguimos construyendo y defendiendo.

Fue esta, una jornada enaltecedora, edificante y al mismo tiempo renovadora, como una magistral y práctica clase de historia.

 


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or

Copyright © 2000-2017 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.