Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Dom, 19 Nov 2017 - 17:47

DESCARGAR
Edición Impresa

Abejas que cantan y bailan en el lomerío

Foto: Elder LeyvaEn las serranías de Naranjo Agrio, Consejo Popular del municipio holguinero de Sagua de Tánamo, hay una singular colmena, donde los zánganos también son laboriosos y junto a las abejitas dulcifican la vida de la gente con la miel, que sale de sus canciones, poesías, bailes y actuaciones teatrales.

Son los integrantes de la compañía infantil La Colmenita de Sagua, que tienen como “abejorro” jefe a José Antonio Reyes Matos, un buen promotor cultural, que se auxilia de la voluntariedad y el talento de Idanaisi, Aliuban, Yinier, Eradis, Alicia y Yarimeisi, instructores de arte que se afanan para que su panal provea siempre los buenos sentimientos y sensaciones que propaga el buen arte.

Cuentan que nacieron el 20 de octubre del 2015, para celebrar el Día de la Cultura Cubana y como defensores de la cubanidad se hicieron de un repertorio, que redime y difunde, a través del lenguaje de la danza, el canto y las declamaciones los juegos y tradiciones campesinas, la historia de la comunidad y de la Isla , la cultura artística y literaria, que por aquellos contornos mantienen aferrada a sus raíces.

La integran 22 niñas y niños desde preescolar a sexto grados, que asumen versiones muy aplatanadas de clásicos como La Cucarachita Martina, Pelucín del Monte y La Caperucita Roja, así como las revistas de animación creadas para ocasiones específicas.

Foto: Elder LeyvaA manera de relato, Alicia Martínez, instructora de literatura, narró la historia de esta colmena especial, que cuenta con la colaboración incondicional de padres y madres de los pequeños actores y actrices y de las instituciones de la localidad, especialmente Cultura.

Narró Alicia, que primero fueron las presentaciones en la comunidad de origen, luego llegaron las invitaciones para las giras a municipios cercanos, como Fran País, Mayarí y Cueto, así como los encuentros de colmenitas, que periódicamente se realizan en Moa.

Los hace diferentes el hecho trascendente de llevar de lo local a lo universal, con el arte como vehículo, todo lo genuino que de cultura, costumbres, tradiciones y modos de vida sobrevive en las montañas. Se trata de utilizar en sus actos artísticos a personajes típicos, sitios representativos o refranes y pregones, que sólo es posible escucharlos por aquellas serranías.

Recientemente tuvieron el privilegio de actuar en el teatro Celia Sánchez, de la sede del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba en Holguín. Un espectáculo variado posibilitó el disfrute de música y la danza campesina, como El Papalote y El Punto Cubano, de guarachas como el Ula ula y de parodias recreadas sobre temas del cancionero popular tradicional cubano, como El cuarto de Tula.

La Colmenita de Naranjo Agrio es muestra fehaciente del apreciable trabajo cultural que se hace desde y para el Plan Turquino, donde se explotan las potencialidades de niñas  cantoras como la abejita Leyani Ramírez o el abejorro pregonero Liesel Campos. Cuentan con declamadores capaces de conmover, como ocurrió con la poesía: Por qué soy Fidel.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or

Copyright © 2000-2017 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.