Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Mar, 21 Nov 2017 - 13:33

DESCARGAR
Edición Impresa

Campamento de Verano en Holguín
¿Es posible medir un abrazo?

 

Antonio, con la ayuda de Eugenio Álvarez, Lic. en Cultura Física, se ejercita en el gimnasio y mejora su capacidad física. Fotos: Elder LeyvaAntonio apenas caminaba, era un niño cuando llegó al Centro Médico Psicopedagógico “Modesto Fornaris Ochoa” de la ciudad de Holguín. Con una vida en la que faltaron los colores, pese a sus 38 años la añoranza no lo abandona. A veces va al encuentro de la trabajadora social, sin saberla en títulos o profesiones, solo por ser su amiga y llora, pide que lo lleven con su familia. Entonces recibe una y otra vez la misma respuesta: “aquí es donde vas a estar mejor, nosotros somos tu familia”.

Los hermanos de Antonio no han sido económicamente favorecidos, pero algunos familiares de sangre de sus compañeros sí, pero se han olvidado: de su peculiar manera de andar o de no poder hacerlo, de cómo a veces es más fácil entender sus gestos “posmodernos” que sus palabras, o adivinar a donde van sus ojos, olvidado que sobre todo necesitan amor.

Y eso es lo que más reciben de los trabajadores del Centro Médico Psicopedagógico. Así lo percibieron de visita en la instalación más de un centenar de jóvenes granmenses que participan desde el 7 hasta este 13 de agosto en el Campamento de Verano, mientras similar cantidad de holguineros recorren su tierra.

Para Ania Yelina Fernández, estudiante de Ingeniería Industrial en la Universidad de Granma, “hasta el momento, de lo que hemos vivido en esta provincia esta es la mejor experiencia que me llevo. No todos los días uno tiene la oportunidad de conocer experiencias como estas y a personas llenas de cariño y sinceridad por los demás, uno observa lo que en verdad importa”.

Instructores de arte, miembros de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), estudiantes de la Enseñanza Media y universitarios, campesinos, obreros, cuentapropistas, entre otros, contagian con su alegría no solo los pasillos del Instituto Politécnico Calixto García que por segunda vez consecutiva acoge a los jóvenes, sino las calles y sitios de interés histórico y social de la ciudad, los que afirman están “maravillados de conocer”.

En este campamento que es también de familia, porque Raulito, de seis años, vino junto a su mamá, los granmenses iniciaron “sacudiendo” la Loma de la Cruz, y conocieron otros sitios históricos, culturales, recreativos, de producción y servicios del municipio cabecera, la Villa Blanca de los Cangrejos, Guardalavaca y hoy 12 se acercarán a la vida de nuestro Comandante en Jefe en Birán y participarán en las actividades por su natalicio, uno de los momentos más esperados.

Sab-Camp-Verano-2.jpgPara muchos sus expectativas se cumplen aunque el campamento aún no concluye. Y tras la visita, una huella, no solo en el simbolismo de las postales de lugares históricos de Granma que repartieron por todos lados, o en el abrazo con todas las fuerzas de Antonio, sino en conocer otros horizontes en el mismo país y en detalles a veces imperceptibles. Quizá nadie sepa a ciencia cierta cuanto nos une esta visita, porque hay cosas que no se pueden medir, como un abrazo.

Informaciones relacionadas

Entusiasmo granmense en Holguín

Del tamaño del cielo


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or

Copyright © 2000-2017 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.