/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Vie, 18 Ago 2017 - 13:21

DESCARGAR
Edición Impresa

NOAL: Necesario contén

El desarrollo exitoso de la XVII Cumbre del MNOAL, en Isla Margarita, Venezuela, representó un duro golpe para quienes intentaron que se suspendiera o fracasara, como forma de hacer prevalecer los intereses espurios de la clase retrógrada, opuesta a la voz mayoritaria de los pueblos.

No solo el país sureño demostró su capacidad de organizar eventos como este, pese a la virulenta oposición, sino que ofreció un espacio para que las fuerzas defensoras de la paz, la unión, la no injerencia en los asuntos internos de los países, el desarme y la integración se manifestaran en contra de los que esclavizan y desean un modelo político favorecedor de su clase pudiente.

Con dicha reunión, Venezuela asumió hasta el 2019 la presidencia del Movimiento, solo precedida por Colombia y Cuba en el área latinoamericana anteriormente y se comprometió a que su nación será una ideal tribuna para promover la solidaridad mundial, las independencias nacionales y la rehabilitación del MNOAL acorde a los desafíos actuales.

Por tanto, la declaración final, no podía estar ajena a: consolidar el nuevo orden internacional, sobre la libre determinación de los pueblos, el desarme y la no proliferación de armas nucleares, los derechos humanos y su garantía, las sanciones unilaterales y la lucha contra el terrorismo.

Están también la situación del Medio Oriente y Palestina, la refundación de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la selección y el nombramiento del secretario general de la ONU, las operaciones para el mantenimiento de la paz, las metas del desarrollo sostenible y el programa 2030, la promoción de la educación y el desarrollo tecnológico.

Además del cambio climático, la nueva gobernanza mundial, la cooperación Sur-Sur, la solidaridad internacional, el tema de los refugiados y migrantes, la juventud, la mujer, la paz y la seguridad, con un nuevo orden internacional de la información.

El texto plantea el impulso de nuevas alianzas, como son el grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y avanzar en planes de trabajo consonantes con la Agenda 2030 de la ONU, que tiene entre sus ejes centrales la paz y la erradicación de la pobreza.

Como dijo Nicolás Maduro en las conclusiones: La Declaración de Margarita recoge una actualización importante que "va a mover al mundo", porque "más allá de la hegemonía de los medios de comunicación, más allá del espíritu guerrerista de Estados Unidos y la agenda de recolonización, del nuevo Plan Cóndor, tenemos un plan de lucha renovado para la paz".

Lo que acaba de ocurrir recuerda lo sucedido en la Conferencia de Washington en 1899, cuando Martí alertó a los pueblos del continente sobre los propósitos yanquis y la necesidad de unirse como único freno ante la avalancha del Norte. Raúl Castro, en la Cumbre del NOAL, también, calificó a la unidad, como algo indispensable si queremos supervivir en este mundo complejo.

El presidente cubano la llamó alternativa ante los enormes peligros y desafíos en defensa de intereses comunes y la justifica en que obrar como un potente bloque en la salvaguarda de los derechos del Sur, como un contén al malvado propósito de desaparecernos.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or

Artículos publicados en esta categoría