Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Sáb, 24 Jun 2017 - 14:18

DESCARGAR
Edición Impresa

Béisbol cubano
¿Qué hacer?

cuba-holanda-clasico-mundial.jpgSiguen las múltiples reacciones por el desempeño de Cuba en el Clásico. Cierto, la amplitud del marcador adverso ante Holanda resultó triste y penoso, pero en un juego pueden ocurrir múltiples y variados sucesos y el resultado en general fue lo esperado.

Ese equipo nuestro hizo lo que podía hacer, ir más allá entraba en el campo de la utopía y los asombros, aparte de errores de la dirección y jugadores. El problema no es ese plantel, sino la situación actual del béisbol cubano, por eso me sorprende la reacción de quienes se muestran conmovidos y pasmados porque Cuba llegó solo hasta la segunda fase, como si ese no fuera el tope real y máximo de nuestra selección.

De que el béisbol cubano no anda bien es una realidad de hace ya varios años. El Clásico solo confirmó algo sabido y, tal vez, ayudó a abrir ojos ciegos y destapar oídos sordos.

No es poco lo que debe pensarse bien, pero pronto, para aplicar estrategias a nivel  de país, que puedan a mediano plazo levantar la pelota y curar el orgullo herido de la pasión de los cubanos. Las causas son diversas y todo lo que se haga debe ser en busca de mejorar la calidad del trabajo con este deporte y disminuir el éxodo de jugadores.

Según estimo, resumo:

1-Probablemente el país no puede dar mucho más recursos a este deporte, entonces deben buscarse variantes. ¿Por qué no tratar de quitarle al estado la mayor parte del peso económico de la Serie Nacional y que los equipos de provincia sean patrocinados y atendidos por firmas, empresas, instituciones, y dedicar entonces ese ahorro para mejorar la atención del béisbol en la base y en otras categorías, que tienen tantas carencias?

2- Sin eliminar Serie sub-23 y Serie Nacional, realizar un torneo de “mayor techo”, una Liga Cubana, con pocos equipos y peloteros disponibles, aunque con un calendario corto, con patrocinios e incentivos de premios para los jugadores. Mejoraría la calidad competitiva. El mejor pitcheo y bateo estaría concentrado en pocas nóminas…

3-Agilizar los métodos para mayores contratos de los peloteros por otros países, buscar otras variantes al respecto.

4-Seguir insistiendo, no desmayar, para derribar los obstáculos que actualmente no permiten a los peloteros cubanos jugar en Estados Unidos y las ligas profesionales del Caribe.

5-Analizar, para determinar cómo hacerlo: Permitir a peloteros cubanos residentes en otros países, jugar en Cuba y representar a este país, si lo desean y son elegibles, según normas adecuadas. Varias trabas deben resolverse, pero que el impedimento no lo pongan las autoridades cubanas…

Conclusión: Más que analizar en detalles el comportamiento del equipo nuestro en el IV Clásico, lo que urge es entrarle a los problemas del béisbol cubano desde sus entrañas y en todos su contornos, con la manga al codo, con firmeza, insistencia, pero con control y ecuanimidad, para garantizar el éxito de lo que se haga.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or

Copyright © 2000-2017 Periódico AHORA. Se autoriza la reproducción de trabajos de nuestro sitio, siempre que sea de forma íntegra y se acredite la fuente.
Compatible con IE7, IE8, Firefox, Opera, Safari y Google Chrome. Resolución óptima: 1024 x 768 píxeles.