Yamilet ¿entrega el batón?
Por Nelson Rodríguez Roque
Miércoles, 13 Septiembre 2017 18:17
Lecturas: 332

Foto: Reynaldo CruzYenis Vicet le envió un SMS a Alberto Zabala, director técnico de la selección femenina cubana de baloncesto. Él no lo podía creer. Cómo era aquello de que una adolescente ya midiera 1,91 metros. ¿Pudiera ser el relevo de Yamilet “La Peca” Martínez?

Zabala, conocedor de lo difícil que es encontrar a una atleta con esas características, le contestó que no cejara en el empeño de convertir a su hija, Betsy Claro, en basquetbolista.

Betsy, que el 5 de octubre próximo cumplirá 16 años, fue vista por Eduardo Moya, asistente de Zabala, en el Torneo Nacional de Ascenso (TNA) en 2015, cuando la adolescente debutó con Holguín en esos eventos, bajo las órdenes de Roberto Soto.

“Antes me buscaron para ir a Mayarí, a un torneo provincial, pues me dijeron que necesitaban a alguien con mis características; mi mamá me embulló a que viera el básquet como mi deporte y me enseñó algunas nociones de este deporte”, relata.

Llegó el año 2016 y se abrieron otras oportunidades tras su segunda participación en el TNA, pues ante la eliminación de Holguín en la justa, Santiago de Cuba la pidió como refuerzo para la Liga Superior de Básquet (LSB), donde obtuvieron el tercer peldaño.

“Allí he tenido oportunidades de juego, pues ese equipo rota mucho a las jugadoras. Me he encontrado en la LSB con planteles de mucha calidad y basquetbolistas del seleccionado nacional”, aclara.

Practicante de balonmano y pretendida por la Comisión Nacional de remo, Betsy se vio en una disyuntiva recientemente, pero se decidió por el deporte de las canastas. Permaneció entrenando junto a las santiagueras e hizo el grado al certamen nacional juvenil por ese territorio.

En Pinar del Río, las santiagueras ocuparon el segundo puesto y desde su posición de pívot promedió 10 puntos por partido. Recibió el apoyo del profesor Zabala y los entrenadores del elenco cubano, quienes le dieron mucho ánimo y la exhortaron a que nunca dejara de entrenar.

Betsy fue la baloncestista más espigada de dicha lid y plantea que solo ha visto más alta que ella a una joven de Pinar del Río, quien mide 1,95 pero con 20 años de edad.

A pesar de que se desarrolla como jugadora en Santiago de Cuba, porque la Escuela Integral de Deporte Escolar de Holguín carece de matrículas de baloncesto, tiene previsto sumarse al quinteto holguinero rumbo al TNA-2017.

“Si tuviéramos chicas en la EIDE, el básquet femenino holguinero en un futuro estará en la élite del país”, afirma.

La joven observa los partidos de la WNBA (liga profesional femenina de EE.UU.) y otros torneos, para aprender de las mejores, mientras que colecciona fotos de sus deportistas favoritos en una libreta, donde no faltan imágenes de su coterránea, Yamilet Martínez, de la cual ha tomado lecciones en videos.

Dice que entrena mucho las tiradas libres – en ese aspecto tiene buenos por cientos – y es “dulce” para dar tapones.

En estos momentos, Betsy es catalogada como atleta de perspectiva inmediata del Equipo Nacional, y es posible que en diciembre cumpla su sueño de integrarse a las preseleccionadas de la Escuela Superior de Formación de Atletas de Alto Rendimiento “Cerro Pelado”, en La Habana.

El orgullo de Yenis y Goevanis (su papá) es esta muchacha que nunca fue a Juegos Escolares Nacionales, pero que comienza a escribir su propia historia.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or