/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Vie, 24 Mar 2017 - 19:13

DESCARGAR
Edición Impresa

Compartiendo aserrín en Cine Pobre (+Fotos y Video)

Fotos: Luis Mario Rodríguez SuñolEl mundo entero se detiene para muchos cubanos en las noches de martes, jueves y sábado. En horario estelar se transmite la telenovela “Latidos Comparidos”, de factura nacional que atrapa por su marcado propósito de reflejar la sociedad actual. Los conflictos entre las dueñas de las paladares “Vereda” y “Tropical”, los dilemas de una enfermedad terminal, la prostitución, la homosexualidad, la religión Testigos de Jehová son algunas de los temas que nutren los 87 capítulos de esta producción.

Sin embargo, más allá de las ocurrencias de Luz Marina con su barriga postiza o los aprietos del excesivo erotismo del abogado Michaell Junior, la novela muestra una dirección de arte sui generis. Varios de los cuadros que decoran la oficina del malvado gerente, el cuarto de la pequeña Olivia, o la paladar de Luz Marina son de Jorge Zaldívar Romero, quien funge a la vez como artista de la plástica y director de arte de la serie.

Comenta que llegó a la novela primero como realizador. Para abaratar los costos de la producción y evadir el alto precio que exigen los artistas por sus obras, decidió ceder las suyas y a la vez lograr promoción.

Zaldívar ha asistido en seis ocasiones al Festival Internacional de Cine Pobre con sus documentales. Mas en la 12 edición del evento se presenta por primera vez y exclusivamente como artista de la plástica con la muestra “Compartiendo Latidos” que aúna varias piezas presentes en la serie y que se expone en la Galería La Florencia desde este miércoles. Con ella rinde tributo al creador de la cita cinematográfica, Humberto Solás, quien concibió la confluencia de todas las manifestaciones artísticas en el Cine Pobre.

“Propuse el proyecto a los organizadores del Festival de hacer una muestra vinculada al audiovisual y con mi técnica que es única en el mundo. Pinto con aserrín (polvo de madera), un procedimiento que se me ocurrió en la década del ´90 por la escasez de materiales que se produjo durante el Periodo Especial. Particularmente considero que en los momento de crisis, es cuando surgen las mejores ideas”.

Resalta en las piezas la sobriedad de la composición y el empleo preponderante de colores cálidos. Ellas son un reflejo del mundo y los recuerdos de su autor quien puede plasmar en un paisaje su visión sobre el continente negro o Cuba.

Su compañera en la vida, Arianne Martínez Suárez, también muestra parte de su quehacer artístico en la novela y la exposición. Ella, sin embargo, prefiere la tela. La técnica del parche es la que más trabaja aunque con algunas diferencias:

“Incursiono en el parche con tela pegadas, pues cosido, es un trabajo más delicado y laborioso. Compongo temáticas diversas aunque me concentro en las máscaras, pues en ellas puedo reflejar la cultura cubana y africana”.
La muestra se inaugurará oficialmente el próximo domingo 24 de abril en la última jornada del Festival de Cine Pobre de Gibara. El artista ya tiene todo listo para mostrar en vivo su proceso creativo. A propósito del aniversario 200 de la fundación de la Villa Blanca de los Cangrejos, los artistas reservan un regalo especial para el visitante número 200 de la galería La Florencia.

YSC_1215.JPGYSC_1243.JPG


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or