/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Vie, 24 Mar 2017 - 19:13

DESCARGAR
Edición Impresa

Danza Purrufe: tan argentina como el tango

Fotos: Carlos Rafael DíazHacen rifas, bingo, venden empanadas, comidas… Todo para reunir dinero y poder viajar desde la Pampa argentina hasta Holguín y participar en la Fiesta Iberoamericana. Es una rutina que desde hace tres años realiza el grupo de Danza Purrufe, colectivo que lidera Ileana Silva.

Con la modestia que le imprime el hecho de ser una promotora cultural en su comunidad, expresa que a pesar de las limitaciones de índole económica siempre piensa en regresar por la calidez que recibe de los cubanos:

“Estoy encantada de participar en la Fiesta. Cada año regreso con personas diferentes. La edición anterior vine con mi hija que esta vez repite, pero ahora incluí una pareja que nunca había estado en Cuba.

“Siempre que retorno busco el intercambio con los alumnos de la Escuela Elemental de Arte “Raúl Gómez García”. Es muy lindo y fructífero el intercambio. No sé si les dejo alguna enseñanza, pero yo sí aprendo mucho de ellos. Este año trajimos un cuadro, pues cada vez que venimos ellos nos regalan su arte y ahora sentí que debía obsequiarles algo también”.

No obstante, esta vez, no ha sido fácil regresar:

“A raíz de la situación política y económica que vive Argentina, muchas personas que pensaban venir desistieron, porque ya no hay ayuda de los gobiernos municipales, ni provinciales. Todo lo que hacemos es por autogestión. Hemos trabajado muchísimo para generar recursos y poder seguir viajando y no quedarnos estancados”.

“Purrufe” le parece una palabra ajena hasta para el diccionario del “Word”, sin embargo su significado es consustancial a la cultura argentina:

“Purrufe, en lengua mapuche, es bailarín. En nuestra escuela nosotros enseñamos bailes folclóricos, aunque no hemos incorporado aún las danzas de los pueblos mapuches. He visto en mi país algunas agrupaciones que dicen interpretarlas, pero realmente no es así. Nosotros llevaremos a cabo un estudio para presentar este tipo particular de baile que es preciso rescatar, pues todos los pueblos del mundo danzaron en una conexión con la naturaleza, y el mapuche no fue ajeno a eso”.

La labor de esta maestra va más allá de la danza:

“Tratamos de lograr una integración más sociocultural. Laboro en un Centro Comunitarios Integral, un programa que tuvo el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner. Todo cuanto hacemos es gratuito y voluntario. A través de la enseñanza del folclore atraemos a niños de distintos barrios y de esta manera los sacamos de la calles.

“Hay profesores de danza y bongó que laboran sin percibir nada a cambio más que el agradecimiento de los niños. Los padres también trabajan junto a nosotros. Ellos compran las telas para los vestuarios de las presentaciones que confecciono yo misma para ahorrarnos el dinero de la modista”.

Ileana es de las que piensa que la danza no tiene un físico especial o una edad determinada. Por eso no le teme al escenario y además de enseñar interpreta los bailes folclóricos.

“Uno baila con el físico que tiene y con la edad que tiene. Por ejemplo, en mi taller mis niños trabajan una vez a la semana con los adultos para que se acostumbren a bailar entre ellos”.

Piensa en volver, aunque no sea para la próxima edición de la Fiesta: “Quisiera regresar con mis niños y presentar el proyecto de bailes mapuches. Por ahora, aprovecharé al máximo la Fiesta. Este jueves viajaremos con la Brigada de Solidaridad a Moa y el sábado a Gibara, un pueblecito que me gusta muchísimo. El viernes nos presentaremos en Bariay y también tendremos intervenciones en el Parque Calixto García, de la ciudad de Holguín”.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or