Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Sáb, 16 Dic 2017 - 15:36

DESCARGAR
Edición Impresa

Con miradas al Medio Ambiente, concluyó el Pabellón de las Ciencias

Debate ambiental.Las actividades del Pabellón de las Ciencias, como parte de la Feria Internacional de Libro (FIL) en la provincia, llegaron a su fin, dedicadas al 90 cumpleaños del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien avizoró que necesariamente el futuro de Cuba estaría estrechamente vinculado al pensamiento científico.

Razón esta, quizá, que determinó la presentación y debate de la estrategia Ambiental 2016-2020, documento que traza la ruta hacia el futuro cercano en tan sensible materia, tanto en el orden sociopolítico como económico.

Correspondió a la Licenciada Diana Rosa Pizarro Proenza, especialista de la Unidad de Medio Ambiente de la delegación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en la provincia, exponer los nortes que signarán el trabajo en este y los próximos años.

En su intervención, Diana señaló que con el triunfo revolucionario se dio un vuelco a la atención al medio ambiente y los recursos naturales del país, a partir de políticas gubernamentales que impulsan la investigación y acciones de conservación.

Además, de crear un incipiente marco institucional y legal, fortalecido a partir de la introducción en 1992, del concepto del desarrollo económico y social sostenible en la Constitución cubana y la aprobación de diversas legislaciones sobre recursos naturales.

MsC.Carlos Balán.Añadió que la creación, en 1994, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) impulsó la política y la gestión ambiental en el ámbito nacional.

Esto, dijo, representó el fortalecimiento del marco institucional cubano, en momentos en que la tendencia internacional era a la desregulación de las políticas ambientales, como fruto del neoliberalismo imperante.

Tan trascendental cambio institucional, significó, impuso la necesidad de revisar los marcos estratégicos y regulatorios del país en materia de medio ambiente.

Es sobre la base de cubrir estas exigencias, agregó Diana, que se desarrolló la Estrategia Ambiental Nacional (EAN), cuyo primer ciclo se aprueba en 1997, en tanto fue sucesivamente revisada en 2007 y 2011.

La EAN constituye la herramienta clave del quehacer ambiental nacional y para la promoción del desarrollo sostenible cubano, la cual trae aparejado resultados que rebasaron en diversas áreas las expectativas proyectadas.

A pesar de los resultados positivos alcanzados en los ciclos estratégicos vencidos, persisten dificultades en la solución de principales problemas ambientales que, entre otros factores, se asocian a la falta de sistematicidad, disciplina y la carencia de enfoques integrales, limitada introducción de los resultados de la ciencia, la tecnología e innovación, así como de la dimensión ambiental en las políticas, planes, programas de desarrollo y el ordenamiento territorial.

A la falta de cultura y sensibilidad ambiental en la sociedad, dijo, se añaden problemas como la limitada participación y articulación de actores, tanto institucionales como de la sociedad civil, la desactualización, baja efectividad y poco acatamiento del marco legal vigente, el deterioro, insuficiencia y falta de integración de las redes de monitoreo ambiental y deficiencias en la planificación y jerarquización de acuerdo con los recursos disponibles y el financiamiento.

También por el no reflejo adecuado en la contabilidad nacional y empresarial del uso de los recursos naturales vinculados a los programas de desarrollo y procesos productivos, respectivamente; los impactos del cambio climático que acentúan las afectaciones al medio ambiente; y la aparición de nuevos actores de la política y la gestión ambiental, entre otros.

Como consecuencia, precisó, los recursos naturales están afectados en diversa magnitud, tanto en su disponibilidad como en su calidad, y existe un grado significativo de contaminación ambiental, con sensible impacto en el estado de los diferentes componentes del medio ambiente y la calidad de vida de las personas.

Añadió que desde la aprobación de la primera Estrategia Ambiental de Holguín hasta el presente, ocurrieron cambios en la realidad económico-social del país y la provincia, mientras se consolidaba la unidad conceptual y política en el trabajo ambiental y su basamento científico y tecnológico.

Por ello, aseguró, la Estrategia Ambiental Provincial constituye el documento rector de la política ambiental, que debe propiciar la conducción de acciones para alcanzar metas del desarrollo sostenible, elevar cualitativamente la complementación y articulación con otras estrategias, planes y programas, y potenciar la gestión local en la preservación del medio ambiente, en el corto, mediano y largo plazos.

Foto: Del autorEl debate en torno a los temas abordados por Diana, resultó uno de los más enriquecedores de los escuchados en el ámbito de la Feria del Libro, en opinión del MSC. Ruberdanis Tamayo Portales, delegado del Citma en el territorio.

Con anterioridad la MsC. Belkis Rivera Riverón, presidenta del Capítulo Holguín de la Sociedad Económica de Amigos del País (SEAP), presentó un texto de Ediciones Santiago sobre esta entidad en la hermana provincia, del autor Carlos Rafael Fleitas Salazar.

En tanto el MsC. Carlos Manuel Balán Carballo, presentó el libro Análisis económico para la toma de decisiones. Compilación de materiales, de un colectivo de autores, publicado por la Casa Editorial Félix Varela, mientras la MsC. Hilda Ladis Serrano, expuso un Dossier sobre Administración de empresas y una muestra de publicaciones periódicas en torno al tema.

La MsC. María Eugenia Torres Santander, disertó en torno a la importancia de la revista Energía y tú, y de otros textos sobre energía renovable, publicados por la Editorial de Cubasolar y el DrC. Roberto Rodríguez Córdova disertaba sobre su libro Auditoría ambiental en la dirección empresarial, primera entrega de la Editorial conciencia ediciones de la Universidad de Holguín.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or