A 10 años de la furia de Ike

  • Hits: 1684
La capacidad de levantarnos, después de tremenda caída, es una de las principales lecciones del paso del huracán Ike por el territorio holguinero, este 8 de septiembre hace 10 años.
Muchos recuerdan el amanecer de aquel fatídico lunes, cuando la provincia era un perfecto contexto de desolación: árboles arrancados de raíces, casas arrasadas, redes eléctricas, teléfonos tumbados, cosechas destruidas, sin agua ni corriente, viales obstruidos y escuelas inutilizadas.

Los municipios de Gibara, Banes, Holguín, Moa y Antilla entre los más dañados, y todo el territorio, guardan huellas de esta furia de la naturaleza. Unas 250 mil personas evacuadas y sin poder continuar el curso escolar, recién iniciado.

Díaz- Canel, entonces primer secretario del Partido en la provincia, exhorta a reconstruir con más belleza todo lo demolido y defiende, en cada momento, que no hay tiempo para el lamento, cuando la hora es de hacer y de trabajar duro.

Desde el primer día 167 centros de elaboración garantizan los alimentos para los evacuados. Las cinco plantas de galletas aportaban 8 toneladas diarias. Extraordinarios esfuerzos para proteger la vida de los holguineros y los bienes materiales. Excelente la participación de los combatientes de las FAR y el MININT, junto a su pueblo.

Los empeños de constante abnegación permiten, a la semana del meteoro, comenzar el año académico, con cerca del 90 por ciento de la matricula, el 17 de septiembre anuncian la recuperación de instituciones culturales, deportivas, reanudan operaciones bancarias, hay nueva estrategia porcina y orientan la siembra de viandas de ciclo corto, para paliar la difícil situación alimentaria.

El colectivo de ¡ahora!, durante 68 días consecutivos, informa todo el acontecer de la provincia, en esta proeza para la compleja recuperación. Según la historia: El Ike fue el quinto huracán y la novena tormenta tropical de la temporada de huracanes en el Atlántico de 2008.

A finales de agosto nace como una perturbación tropical frente a las costas de África. La tormenta toma el rumbo de Cabo Verde desarrollándose lentamente y el 1 de septiembre pasa a una tormenta tropical al oeste de las Islas Cabo Verde. Ike alcanza, el miércoles 3 la categoría de huracán al avanzar sobre el Atlántico abierto, al este-noreste de las Islas de Sotavento.

En la mañana del 4 de septiembre, Ike era un huracán de categoría 4, con crestas de viento hasta 230 km/h y con una presión de 935 mbar (27.61 inHg) y ocupa la categoría del peor huracán de la temporada en el Atlántico de 2008, después de Gustav, considerado el más devastador en los últimos 50 años en Cuba.
El diámetro de los vientos de la tormenta tropical Ike y el huracán fueron de 550 y 240 millas, respectivamente, fue el causante de 87 muertos desde que se forma, principalmente en Haití, donde se reponían de tres huracanes anteriores.

Penetra a la provincia por Punta Lucrecia, en Banes, lugar por donde sale, de Cuba, el cruel ciclón Flora, en octubre de 1963, con lutos en muchos lugares.
Ike daña, en Holguín, 124 mil 838 casas en toda su geografía. La recuperación fue una tarea titánica del país que entre 1998 y 2008, enfrentó 16 huracanes con pérdidas superiores a 20 mil millones de dólares; también, protagonismo de nuestra población cuya voluntad y trabajo se revierten en estos dividendos.

A diez años de su paso por estas tierras, esta descomunal fuerza natural sigue siendo una lección de estoicismo, que permite erguirse de nuevo, cuando somos tirados al suelo. Ike constituye para los holguineros una enseñanza de como levantarse.
 
Rodobaldo Martínez Pérez
Author: Rodobaldo Martínez Pérez
Máster en Comunicación Social, autor del blog Holguín Ahora.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario