Ni un traguito más cantinero

  • Por Lourdes Pichs Rodríguez
  • Visto: 489
Leer más...
 
El tractor llega desde bien temprano a la explanada con el termo. El chofer desengancha el remolcador y deja el recipiente hermético en lugar estratégico. El dependiente dispuesto sube hasta donde está el depósito con embudo y jarro de “medida” para empezar la jornada, mientras los asiduos clientes comienzan a llegar con las más increíbles vasijas y la venta de cerveza a granel rompe sin dilación.

Peso justo y balanza confiable

  • Por Ania Fernández Torres
  • Visto: 971
Mi amiga Lisandra es profesora de Matemática, fan de los números y las medidas, observadora acuciosa de las formas en que pesan lo que compra, porque no soporta que alguien le reste a su bolsillo trabajador para engordar el propio. Por ello verificó el peso de cinco libras de azúcar en un mercado y dio “la tángana” porque le faltaban varias onzas. Allí, desde entonces, siempre le despachan bien su mercancía.

Biblioterapia: lectura para sanar

  • Por Liset Prego Díaz.
  • Visto: 1200
Leer más...
 
Cuantos han encontrado en los libros refugio, paz, un escape a otro mundo, una pasión calma o tempestuosa, según lo que lea, tendrán una idea del valor curativo de la literatura y su consumo, pero tal vez, en un sentido metafórico. Si les dijera que es un recurso terapéutico probado, ¿me creerían?

¡Ay, horarios!

En la “buena” cola de los ahumados en el mercado Garayalde escuché a una joven de bata blanca intercambiar palabras con una de las revendedoras habituales del lugar. Uno de los asuntos estaba relacionado con que esos productos los sacaban a la venta en un horario cuando la mayoría de los trabajadores no podía comprarlos, por estar en su centro laboral.

Teléfonos con equidad

  • Por Maribel Flamand Sánchez
  • Visto: 1705
Disponer de un teléfono fijo en casa no es lujo ni muestra de opulencia monetaria, es una necesidad que crece con estos tiempos en que las infocomunicaciones transforman no sólo las rutinas productivas, sino también las hogareñas y sociales, porque desde estos aparatos trasmisores-receptores usted puede, tarjeta multibanca mediante, pagar las facturas telefónicas y eléctricas sin moverse de su hogar ni robarle tiempo a la jornada laboral, por citar sólo un ejemplo.