Con la comida no se juega

“A huracán revuelto, ganancia para carretilleros”, se ha convertido en refrán, nada gracioso para el bolsillo del pueblo, que algunos han llevado a la práctica después del paso de “Irma” por Holguín.

 

Oferta y “abuso” vuelve a tocar las puertas de la insatisfacción popular y la respuesta gubernamental al problema ha sido escrita en blanco y negro. Desde el pasado 21 de octubre hasta el 31 de diciembre del 2017 se aprobó un listado de precios topados máximos para la comercialización de productos agropecuarios seleccionados.

 

Idania Ricardo Leal, vicepresidenta del Consejo de Administración Provincial (CAP) para atender la Economía, explicó al respecto: “Luego de analizar en el Consejo de Defensa Provincial las principales tendencias en la comercialización de productos agropecuarios en la provincia tras el paso del Huracán lrma, entre ellas el acaparamiento de producciones agropecuarias por individuos inescrupulosos, incremento excesivo de los precios en la generalidad de los productos y desabastecimiento en todos los territorios, con énfasis en los municipios de Holguín Antilla y Moa, se decide cumplir lo establecido en la resolución 645/2017 del Ministerio de Finanzas y Precios”.

 

“Es necesario señalar que se tratan de precios temporales que se fundamentan en las necesidades concretas del contexto actual para, sobre todas las cosas, proteger el bolsillo de la población. Las medidas que hoy se implementan en el territorio en cuanto a la producción y siembra de estos productos permitirán paulatinamente brindar una mayor y mejor respuesta estatal a las necesidades del pueblo”, señaló Ricardo Leal.

 


La medida no es esquemática ni rígida. Muchos de estos precios recibirán atención diferenciada en los territorios según sus características, pues el estudio tomó a la cabecera provincial como objeto principal.

 

Refirió la vicepresidenta del CAP, que cada Consejo de Administración Municipal tiene la facultad de topar precios por debajo de los establecidos, tomando en cuenta las especificidades de su territorio, a partir de los niveles de producción y abastecimiento.

 

“Para asegurar este proceso, antes de implementarse la medida se indicó realizar una evaluación en cada municipio e intercambiar con todos los carretilleros, trabajadores de los puntos de venta de formas no estatales, incluyendo los de la agricultura, y mercados de oferta y demanda pertenecientes al MINCIN, para informarles sobre las disposiciones y escuchar sus criterios al respecto. Es por ello que aunque dicho Listado se encuentra en vigor desde el 21 de octubre en la provincia, cada municipio, a partir de hoy sábado, implementará sus medidas al respecto” detalló.

 

Ni un peso más

“El periódico no siembra”, vociferó un carretillero en la calle González Valdés, de la ciudad de Holguín, cuando le reclamaron que no respetaba lo establecido en la Resolución 645/2017 de Finanzas y Precios.

 

 

Desde que el listado de precios máximos para la comercialización de determinados productos agropecuarios apareció en nuestras páginas, tuvo muy buena acogida. Sin embargo, múltiples quejas recibidas por parte de la población nos pusieron en alerta; pues todo parecía indicar que transcurridos siete días muchos holguineros aún no se han “topado” con los valores establecidos, (al menos en lo que a los carretilleros respecta), con el consiguiente daño al bolsillo, y a la institucionalidad.

 

Las llamadas y correos electrónicos recibidos en nuestra Redacción daban cuenta de violaciones en los precios del plátano burro, pepino, ají chai, frijol, malanga, boniato y otros, comercializados por vendedores ambulantes, y alertaban también sobre la poca presencia de muchos de estos productos en mercados estatales.