Centro Médico, una obra de la Revolución en Holguín

  • Publicado en Salud
  • Hits: 1198
Foto: Germán veloz  Foto: Germán veloz Lino y José Pérez son dos pacientes hermanos con residencia permanente en el Centro Médico Psicopedagógico Modesto Fornaris de la provincia de Holguín, como parte de los programas de la Revolución Cubana en beneficio de personas con retraso mental.
 
Estos holguineros, de 60 y 62 años respectivamente, hacen su vida en la instalación de la salud desde hace más de 20 años, con el apoyo de los especialistas de esa instalación, ubicada en el Reparto Vista Alegre de la cabecera provincial.
 
Oriundos del municipio de Banes, Lino y José se incluyen entre los 180 pacientes atendidos con el régimen de internos y seminternos en este centro asistencial de la salud, quienes reciben rehabilitación integral para contribuir a mejorar su calidad de vida.
 
El caso específico de los hermanos Pérez, se distingue como atención especial y únicos del centro médico psicopedagógico holguinero con tantos años consecutivos de ingresos y de residencia a la vez, significó Elsa Rodríguez, especialista de esa unidad asistencial.
 
Destacó además que dentro de los tratamientos especiales, que allí se aplican, se incluyen hidromasajes, barras paralelas, escaleras de goma, pesas y bicicletas fijas, dedicados a mejorar la calidad de vida de estos pacientes.
 
Estas técnica y procedimientos, agregó Rodríguez, contribuyen a aliviar secuelas de la parálisis cerebral infantil, la cuadriplejia y la paraplejia, entre ellas la rigidez muscular y el trastorno periférico del equilibro, patologías que se atienden también en la institución, señaló.
 
Dentro de la rehabilitación, se insertan también, asignaturas complementarias como la música, el arte y la educación laboral, donde los discapacitados aprenden actividades cotidianas como peinarse, coser, tejer, bordar y rasgar, de acuerdo con sus condiciones físicas y mentales.
 
Niurka Rodríguez, madre de un paciente de la instalación, elogió la calidad humana de los trabajadores y los progresos de su hijo a través de habilidades adquiridas en el gimnasio terapéutico, uno de los departamentos de la unidad.

Escribir un comentario