Adictos al “hierro”

¿Es el fisicoculturismo un deporte? Más allá de la pregunta, indagamos en los antecedentes, riesgos, beneficios y competiciones de esta práctica, tanto en el mundo como en Cuba. Hasta llegar a Holguín, donde en los últimos años, ha alcanzado una notable fuerza.

Sus vidas prácticamente transcurren en los gimnasios. Entrenan dos, tres y hasta cuatro veces al día. Hijos de "Narciso". Amantes del espejo, de las pesas, y el músculo.

Quieren aumentar y aumentar las tandas de ejercicios. Hasta que se rompa el pulóver, el short, la carne. Hasta “quebrarse”. Algunos no se conforman con su simetría y volumen. “Soy un adicto al ´hierro´”, dice un “Arnold” cualquiera y posa para un selfie.

Mucho se ha debatido si debe considerarse al fisicoculturismo como un deporte. Algunos lo denominan "arte". Habría que ver hasta qué punto un cuerpo “escultural” es una obra artística. Lo cierto que esta práctica incorpora elementos como: salud, belleza, entrenamiento, alimentación, y poses… muchas poses.

En numerosos países la discusión continúa. Sin embargo, el fisicoculturismo posee todos los componentes necesarios para ser identificado como deporte: atletas, competencias, premiaciones, categorías y federaciones nacionales e internacionales.

El fisicoculturismo, culturismo, o bodybuilding, como también se le denomina, es considerado una actividad física encaminada al máximo desarrollo de hipertrofia muscular - de la musculatura visible- del ser humano. Desde este punto de vista, comparte con otros deportes ciertos métodos y destrezas, aunque su finalidad es notoriamente diferente.

Pero no tan solo el tamaño o hipertrofia muscular es importante para tener éxito. También se trabaja con otros componentes como: la definición de los músculos, simetría muscular, y otros detalles.

Actualmente, el fisicoculturismo ha alcanzado un notable auge y cada vez hay más atletas practicándolo. Su popularidad también ha llegado hasta las mujeres. Existe gran calidad entre las competidoras, y muestran disciplina a la hora de “subir a la tarima” a exponer sus músculos.

 

Peso histórico

Hércules y Laocoonte, son algunas de las primeras representaciones y referencias históricas de la práctica del fisicoculturismo, allá por la Antigua Grecia, donde la belleza física tenía gran relevancia.
 

Aspectos como la fuerza y la simetría eran considerados cánones de perfección de la estética griega. La palabra gimnasio proviene de gymnos, vocablo de este idioma y significa desnudez. El gimnasio era una institución diseñada para practicar, entre otros, la lucha, la carrera y el boxeo. Aunque también tenía fines de debates filosóficos o de clases de retórica.

Milón de Crotona, el atleta griego más famoso de la Antigüedad El fisicoculturismo moderno tiene sus raíces en Europa en los siglos XVII y XIX, con figuras como el pedagogo alemán Johann Bernhard Basedow y el suizo Johann Heinrich Pestalozzi. Ellos defendían el desarrollo físico a la par del mental en las escuelas, y de esta manera, crear hombres enérgicos y vigorosos.

En un acercamiento más moderno se destacan figuras como el prusiano Eugene Sandow y el francés Edmond Desbonnet. Ellos se decían seguidores de los cánones griegos y del desarrollo integral de la musculatura, no solo en fuerza sino también en simetría y proporción.

Eugene Sandow, uno de los impulsores del fisicoculturismo contemporáneo

Ambos marcan lo que conocemos hoy como culturismo y la ramificación en dos grandes escuelas. La francesa, que apuesta por el desarrollo integral y completo del individuo, y la americana, cuyo fin se centra, fundamentalmente, en el desarrollo muscular y el levantamiento de pesos.

Pero no es hasta la segunda mitad del siglo XX que este deporte se hace popular. Comienzan a aparecer métodos y equipos más sofisticados, a lo que se suma la variada publicidad de historietas y superhéroes de cómics, donde se resaltaba el cuerpo impresionante de los personajes. En esta época comienzan a publicarse revistas especializadas en ejercicios y musculación.

Luego de los años ´70, atletas de fisicoculturismo son contratados como actores para el séptimo arte. Cintas como The incredible Hulk (1978), Conan the Barbarian (1982),The Terminator (1984), Predator (1987), tuvieron éxito en este sentido. Arnold Schwarzenegger fue una de las figuras más destacadas.

 

 

Músculos en competencia

Con la creciente popularidad mediática del fisicoculturismo, creció el número de campeonatos.
 

Entre las competencias internacionales más importantes de fisicoculturismo existen el Arnold Classic, Mrs. Universo, Canada Pro Cup, Mrs. Texas y la de mayor trascendencia para todos los fisicoculturistas, Mr. Olympia, algo así como ganar la Copa Mundial de Fútbol.

Cada país realiza sus propias competencias, los ganadores participan en los torneos internacionales. El apoyo a este deporte depende de que tan popular sea en cada nación.  En Cuba, el fisicoculturismo atraviesa por "complejos" caminos.

En la Isla el fisicoculturismo no es aceptado como un deporte. El dopping, y sus implicaciones, repercuten marcadamente en esta postura. Aun así existe una Asociación Cubana de Fisiculturistas (ACFC), con delegaciones provinciales en varios territorios, pero no está reconocida oficialmente.

La ACFC, se funda en 1987. El 18 de enero de ese mismo año organizó y celebró su primer Campeonato Nacional en La Habana.  Desde entonces se han realizado numerosos eventos, competiciones nacionales y provinciales. Algunas atraen mucho público. Otras se desconocen. Pero cuando las ganas y los deseos se imponen, se puede lograr que un teatro abra su telón para la exhibición de estos "grandes cuerpos".

Este grupo trata de promover, controlar y desarrollar al fisicoculturismo, el fitness y el levantamiento de pesas como deportes asociados al entrenamiento con pesas, a partir de la práctica sana y, por tanto, sin uso de sustancias consideradas como dopaje por el Comité Olímpico Internacional. Ese es su objetivo social, recogido en su reglamento y normativas, que datan del año 2007.

Competencia inter-gimnasios de la ACFC en Holguín. Foto: Cortesía ACFCEn el 2016, en el contexto de las Romerías de Mayo, el teatro Eddy Suñol, de Holguín, acogió a varios fisicoculturistas del territorio y de provincias cercanas para una exhibición. Si bien no se le permitió realizar una competencia, ni tuvo la debida promoción, fue una experiencia que la ACFC desea se mantenga. Luego de esto, se han desarrollado en varias ocasiones competencias intergimnasios, que promueven el quehacer de la asociación y e impulsa a la disciplina en Holguín.

Exhibición de fisicoculturismo en Holguín en 2016. Foto: Cortesía ACFC

Es importante destacar la labor de capacitación que promueve el INDER: "Se realizan talleres metodológicos a los dueños de gimnasios particulares. Hemos visitados algunos para dar asesoramiento con las distintas “aparaturas", pues cuando se realizaron las patentes para legalizarlos no se tuvieran en cuenta los requisitos para trabajar en gimnasios”, afirma la Msc. Mariela Taureaux López, Metodóloga de Cultura Física que atiende el Programa de los Gimnasios.

"Trabajamos con los gimnasios biosaludables, gimnasios comunitarios, al aire libre, pero no para desarrollar un volumen, sino para tonificar y fortalecer los músculos", refiere Taureux. Ya lo decíamos, esta institución no reconoce al fisicoculturismo como deporte.

Mariela Taureaux López, Metodóloga de Cultura Física que atiende el Programa de los Gimnasios.
La ACFC también promueve la superación de sus integrantes. El vicepresidente de la Delegación Provincial de Holguín, Lic. Julio César Rodríguez Díaz, comenta al respecto: 

"Es una prioridad la capacitación de los dueños de los gimnasios, porque estamos trabajando con la calidad de vida de las personas, con parámetros fisiológicos. Alguien que no conozca de esta actividad no puede laborar en ellos; por ejemplo, si tienes que hacer una hora de ejercicios, tienes que saber cuál es la frecuencia cardíaca máxima, la basal, si tienes una enfermedad asociada…".

"Queremos dar un curso sobre primeros auxilios, ¿te imaginas si un atleta se te desmaya? Necesitas saber entonces cómo debes proceder. Vamos a impartir conferencias con especialistas, a través de la Universidad de Ciencias Médicas, de Medicina Deportiva, y otras instituciones sobre principios de entrenamiento deportivo con metodólogos del INDER”, añade Rodríguez Díaz, quien insiste además en fomentar la cultura de este deporte hacia la población en general y el escaso papel promocional de los medios de prensa.

Gimnasio particular en reparto El Llano en la ciudad de Holguín

Por otra parte, el Msc. Andrés Cruz Caballero, metodólogo provincial de Levantamiento de Pesas en la Dirección de Deportes de Holguín, agrega: "No se admite en la Federación de Levantamiento de Pesas el fisicoculturismo. Nosotros no le prohibimos a los fisiculturistas que vayan a los gimnasios en horario distinto a los de las pesistas. Le damos la oportunidad de que ellos hagan ejercicios de manera libre. No le planificamos. Sucede que esta práctica promueve el culto al cuerpo humano y no solo es lo físico, sino lo que llevamos por dentro".

Muchos consideran el fisicoculturismo como “narcisista”, pero la realidad demuestra que va más allá de eso.

 

Los demonios del dopping

El dopping es precisamente una de las principales causas por la que el fisicoculturismo no sea reconocido como deporte en Cuba. Pero este fantasma también es la sombra de muchas disciplinas.

El dopping es precisamente una de las principales causas por la que el fisicoculturismo no sea reconocido como deporte en Cuba. Pero este fantasma también es la sombra de muchas disciplinas.

"Apoyamos la alimentación y la dieta sana, el ejercicio natural. El dopping es un flagelo en cualquier deporte. Sabemos que esto trae severas alteraciones del metabolismo, atrofia testicular, vellosidad excesiva, cáncer en la próstata, y otras alteraciones. Esto es una decisión muy particular. Promovemos la nutrición adecuada y el ejercicio correctamente dosificado. 

"El que lo tome, está en contra de la ética del deporte, y los propios entrenadores que lo permitan o aconsejen, de igual modo. Hay muchos suplementos de aminoácidos, creatina, espirulina, sulfato de zinc, no hay necesidad de ello", nos comenta, además, Julio César Rodríguez.

Para ofrecer una visión más especializada sobre el tema, dialogamos con el MSc. Luis Williams Wilson, especialista en medicina deportiva, quien explica: 
“El dopping o dopaje es cuando se consumen sustancias o medicamentos para obtener un rendimiento anormal del cuerpo. Más capacidades y mejores resultados en menos tiempo de trabajo, y enmascarar estos frente a los análisis de los especialistas."

 


"Existe también el dopaje sanguíneo, cuando te extraen la sangre y la enriquecen para luego transferirla de nuevo, y el dopaje genético que ocurre cuando por decisión de los padres, desde el embarazo, se prepara al embrión para que nazca con habilidades especiales".

"Los fisicoculturistas tienen los músculos hipertrofiados, humanamente anormales por las capacidades que desarrollan, y para que los tengan así deben consumir medicamentos y esforzar más su cuerpo. Esos músculos tan desarrollados no puedes ser naturales por la simple práctica de ejercicios. 
"En las áreas donde practican los fisicoculturistas no hay un dominio sobre las sustancias que se consumen, ya que son particulares nadie controla si los practicantes toman o no", añade el especialista.

¿Y en nuestro país?: "En Cuba los atletas tienen prohibido consumir estas sustancias, hay sanciones al respecto: separación de los equipos, desde un año hasta de por vida, se les retiran las medallas, los méritos. 

"Pero como el fisicoculturismo no es reconocido como deporte, ni siquiera su asociación es oficial, estas personas pueden consumirlas pues no se les hace prueba alguna. No obstante es entendible que para llegar a obtener estos cuerpos tan hipertrofiados se deben abastecer de sustancias que los ayuden", concluye Williams Wilson.

 

Sin excesos

Además de la ventaja obvia que implica el desarrollo de la fuerza y la musculatura para la vida diaria, la práctica del fisicoculturismo ha demostrado tener incontables efectos beneficiosos en la salud como el desarrollo de los sistemas musculares, óseos y cardiovascular, controlar el nivel de azúcar en la sangre, y mejoras en el metabolismo.

Además de la ventaja obvia que implica el desarrollo de la fuerza y la musculatura para la vida diaria, la práctica del fisicoculturismo ha demostrado tener incontables efectos beneficiosos en la salud como el desarrollo de los sistemas musculares, óseos y cardiovascular, controlar el nivel de azúcar en la sangre, y mejoras en el metabolismo.

Recordemos que el culturismo no es solo el levantamiento de pesas, sino que engloba todas las prácticas relacionadas con obtener una mayor ganancia muscular y potenciar el rendimiento físico. 

Quienes practican periódicamente ejercicios físicos, afirman sentirse más enérgicos y animados para enfrentar la vida diaria. El desarrollo de un cuerpo sano y hermoso influye muy positivamente en la autoestima, así que los beneficios no se limitan al plano orgánico sino también a la mente de la persona.

Pero esta práctica tampoco está exenta de riesgos. Aunque en su mayoría se deben al desconocimiento o a la irresponsabilidad del propio practicante. Son comunes las lesiones físicas por sobrecarga o por hacer los ejercicios incorrectamente, o los más peligrosos: los efectos nocivos del uso de sustancias para obtener resultados más rápidamente.

Para prevenir las primeras, se aconseja siempre acudir a un especialista en cultura física. Este está capacitado para diseñar planes de ejercicios con los cuales obtener el resultado deseado sin poner en riesgo la salud, así como supervisar la manera correcta de llevar a cabo el ejercicio.

En el caso del consumo de sustancias, es común el uso incorrecto de hormonas sintéticas, conocidas como esteroides, que pueden ocasionar graves daños en el organismo. También se han presentado casos de personas que se inyectan sustancias como aceite de oliva en el músculo para aumentar artificialmente su volumen. Las organizaciones internacionales de fisicoculturismo, así como numerosos especialistas, desaconsejan estas prácticas de dopaje.

Acá le dejamos una infografía que recoge las reglas de éxitos en el fisicoculturismo. Creemos necesario la ponga en práctica, no importa si es hijo de Narciso o de Hércules o de Conan. No estamos en Grecia, esta es la Cuba del siglo XXI, pero la cuestión está en poseer la fórmula para la dosis exacta de músculos.



Créditos:


Periodistas: Jorge Suñol, Yelena Verdecia y Enrique Betancourt
Infografías: E.C. Tamayo
Desarrolladora web: Yeni Noguiera
Edición:
Elizabeth Velázquez

 

 
 
 
G
M
T
 
           
 
 
 
Text-to-speech function is limited to 200 characters
 
  Options : History : Feedback : Donate Close