/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Lun, 24 Jul 2017 - 11:54

DESCARGAR
Edición Impresa

Batazos rompehielos (+Fotos)

Pedro Luis Lazo y Luis Tiant lanzaron la primera bola. (Foto: Reynaldo Cruz)Libres, firmes, dignos y unidos, como reflejaban las gigantografías del estadio Latinoamericano, así lucía la afición cubana que fue abarrotando el Coloso del Cerro desde las 10:00 am. Todavía una hora y media después, se dejaban escuchar en el audio local temas de Pupi y los que Son Son, Adalberto Álvarez o El Trabuco de Manolito Simonet. Ya el equipo cubano había sido vitoreado cuando salió a calentar, algo que también experimentaron los Tampa Bay Rays. Por los laterales, la gente ensayaba las olas o capturaba pelotas lanzadas por jugadores norteños.

Prensa de todas las latitudes hacía entrevistas en el terreno y la famosa cadena ESPN colocó un estudio cerca del diamante. Personalidades del deporte en la Isla se sentaron justo detrás de la malla protectora, con sus uniformes que los identificaban por el azul, rojo y blanco de nuestra bandera. Los holguineros en el Latino (y en el territorio nororiental) esperaban ver a sus coterráneos en la defensa alrededor de la segunda almohada. El coctel de canciones era para todos los gustos, pues se intercalaba con piezas en Inglés. Solo faltaban 90 minutos. El juego que rompería uno de los hielos de los enormes glaciares, que separaban a Cuba y EE.UU., estaba por comenzar.

Hubo un minuto de silencio, en homenaje a las víctimas del terrorismo en Bélgica. Un coro entonó sublimemente los respectivos himnos nacionales y antes los trabajadores de mantenimiento dejaron el terreno impecable. Raúl y Obama fueron aclamados por la multitud y en las gradas estaban también otros dirigentes de ambos países. Los peloteros desfilaron escoltados por niños y entraron a los dugouts con ellos cargados. Unos jóvenes se tomaban fotos con Mijaín López y desde el graderío le pedían a Pedro Luis Lazo que pitcheara, y este lo hizo, pues lanzó una de las bolas simbólicas; la otra viajó desde la mano derecha de Luis Tiant.

Los de uniforme azul y pantalón gris salieron airosos; pero “que nadie tenga dudas, enseñamos un buen béisbol. Ellos saben que preparándonos bien somos un problema. Fue un juego normal, nosotros podemos destacarnos a ese nivel y eso que ustedes saben que nos faltan figuras. Vemos las Grandes Ligas como que son de otro planeta, aunque es verdad que ellos piensan más que nosotros”, comentó Víctor Mesa. La pizarra humana no se “apagó” en ningún momento y eran contados los espacios vacíos de la instalación fundada en 1946.

Al caer el out 27, los integrantes de los elencos intercambiaron chamarretas. ¡Cuba!, ¡Cuba!, ¡Cuba!...

ReyCD_2016_03_22_0613.JPGReyCD_2016_03_22_0615.JPGReyCD_2016_03_22_0622.JPGReyCD_2016_03_22_0782.JPGReyCD_2016_03_22_0911.JPGReyCD_2016_03_22_0941.JPGReyCD_2016_03_22_0976.JPGReyCD_2016_03_22_1049.JPGReyCD_2016_03_22_1218.JPGReyCD_2016_03_22_1261.JPGReyCD_2016_03_22_1296.JPGReyCD_2016_03_22_1422.JPGReyCD_2016_03_22_2005.JPGReyCD_2016_03_22_2201.JPGReyCD_2016_03_22_2209.JPG


AddThis Social Bookmark Button