/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Lun, 29 May 2017 - 21:51

DESCARGAR
Edición Impresa

Gerardo está aquí

No hubo forma de detener el tumulto y la ovación. No era ni Superman, ni el Hombre Araña o cualquier otro súper Héroe, era uno de verdad, de carne y hueso y nadie quería perderse la oportunidad de verle y escucharle.

Gerardo, como sus otros cuatro hermanos es del pueblo y para el pueblo. Por ello, como parte de su visita a la Ciudad de los Parques se fueron hasta los barrios; una de las actividades realizadas, durante las nueve ediciones de los Coloquios Internacionales de Solidaridad con los Cinco y contra el Terrorismo, de amor entre los vecinos y delegados extranjeros.

Ellos, que no se cansan de decir gracias, le devuelven hoy a los holguineros la solidaridad, el amor y los acompañan en un nuevo Coloquio, esta vez ya no para exigir, reunir voluntades o trazar nuevas estrategias para el regreso, sino fiesta de todos, porque ya están en casa.

Por eso cientos de vecinos, niños, niñas,adolescentes, abuelas y abuelos abarrotaron las calles del CDR 1, de la Zona 203, de la Comunidad Emilio Bárcenas, para recibir a Gerardo y Adriana.

Una ovación cerrada, gigante la bandera nacional, bosque de fantasía del círculo infantil cercano, la creación e imaginación de la mujer, les dieron la bienvenida, en un espacio que habría de ponerse bien caluroso y apretado, como el abrazo que todos los cubanos les debemos a los Cinco.

En el CDR 11, Vanguardia Nacional, Adriana y Gerardo, junto al público presente retornaron a los hechos del Granma con los niños del círculo infantil, recitaron la bailarina española, de José Martí, cantaron y abrazaron también.

Gerardo ya no fue solo el Héroe, sino también el hombre carismático y jovial por el que muchas suspiran, que resuelto y valeroso lo dio todo por su país, por su Patria y vuelve a los brazos de su Adriana y guía los primeros pasos de su Gema preciosa.

Sonrojados por la modestia y la humildad, ambos, recibieron los obsequios en la comunidad habían preparado: detalles para quien merece el más inmenso amor y agradecimiento y que no saldan la deuda de 16 años de prisión.

“Mesa cubana”, caldosa cederista, alocuciones, la entrega de una bandera cubana, la más bella que existe, se cuentan entre las disimiles emociones de la noche.

Los Cinco son hermanos, hijos, vecinos de todo un pueblo. Su historia nos ha unido y nos une y fue causa unánime de 11 millones, durante estos 16 años de lucha. Por eso su retorno a casa se festejó en toda Cuba.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or