Acceso
  /   ISSN 1607-6389
Actualizado: Dom, 28 May 2017 - 09:48

DESCARGAR
Edición Impresa

Primero con Cuba

DSC_0136.JPGMayo, aunque en el quinto piso, parece ser el más adulto del calendario. Su llamado es orden, al punto que levanta las cortinas con la máxima de espectadores del país. Tiene por palco las calles, el pueblo trabajador se empodera y hace suya la escena festiva.

El día Primero es sui géneris en Cuba. Hasta el desidioso, al llegar a las plazas, se entusiasma. Los medios de comunicación transmiten en vivo, pero no hay nada como estar allí y  ver la creatividad de la gente, los colores...

Parece una escena común, pero no lo es. El momento resulta único. Los cubanos, pese a carencias materiales, salariales..., desfilan con la convicción de un mejor mañana,  por apoyo a las ideas en que cree, siempre desde la alegría y diversión.

Desde temprano encontramos amigos, conocidos, familiares... que por la premura cotidiana no vemos desde hace mucho. Se comparte, y puede que luego del desfile paguen la deuda con el tiempo para estar juntos.

Jose tiene cinco años y permanece ansioso por lucir su uniforme de las FAR, tiene los mismos grados de su papá. La hermana se alista  para  ir a bailar con las compañeras y el abuelo lustra las medallas.

Mientras tanto, el tío desde lejos suspira. Y es que el cubano siempre está, incluso en la distancia, por eso al tocar el tema desde la posición de emigrante solo habló de cuánto extraña los Primeros de Mayo, “me paso todo el día en la factoría, na ma' pa' que los capitalistas sin escrúpulos se embolsillen la plusvalía. Si estuviera en Cuba me iba pa' la plaza, gritaba un poco y me ponía pa' las “niñas lindas”, después nos íbamos a jugar dominó pal patio del socio, tomar, y  gozar”. Fueron sus palabras textuales en la red.

Previo a la fecha a algunos les ha dado por “asaltar” a golpe de iniciativas otros centros laborales, como hicieran los obreros de Expoholguín. Otros se aferran a las producciones, o a prepararse para ganar la emulación. Son horas propicias para rendir honor a quien honor merece, por eso  se condecoró a trabajadores  y dirigentes sindicales con larga trayectoria dentro del movimiento sindical cubano, con la Orden Lázaro Peña de III Grado, la medalla Jesús Menéndez, y la de Trabajador Internacionalista.

Se ha intercambiado con jóvenes y veteranos dirigentes obreros, más de tres mil centros se declararon 1ro. de Mayo y se ofreció una Gala en la que el pueblo apostó "Todo por mi Comandante".Luego del VII Congreso del Partido, diversas razones convidan a asistir. Este domingo, por Cuba, todos estaremos unidos bajo el mismo compromiso.


AddThis Social Bookmark Button

0 Comentarios

1000 caracteres

Cancel or