/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Mié, 20 Sep 2017 - 16:22

DESCARGAR
Edición Impresa

Holguineros honraron al Olimpo

Sergio_Gonzalez.jpgNo alcanzaron medallas, pero los holguineros que lidiaron en los XXI Juegos de Río de Janeiro batallaron con ahínco y empeño, a veces más allá de sus fuerzas, que los situó muy cerca de los podios en combates épicos, dignos del Olimpo y de atletas que no conocen la rendición, sin importarles la estatura de los contendientes y la altura de la competencia. Regalaron momentos de gran emotividad y nos orgullecen por sus demostraciones de lucha y coraje.

Habíamos dicho que para el debutante Sergio González era ya un gran premio estar en tan magno certamen. Mas eso no le bastó. Para el voleibolista de playa, nativo de Báguano, fue la gran oportunidad, que no desaprovechó. Mostró al mundo, junto a compañero capitalino Nivaldo Díaz, la fuerza de una dupla que ya trasciende al continente americano, a pesar de que su ausencia de los circuitos mundiales.

La experiencia y oficio del holguinero en su comportamiento integral, con disertación en los remates y colocación de la esféride, se completó con la juventud y fuerza del habanero. En las arenas de Copacabana siempre salieron de favoritas las parejas rivales, por sus posiciones en el ranking, avales y experiencia.Esas circunstancias no amilanaron a los dos cubanos que doblegaron, 2-1, por sus turnos a los ranqueados dúos de Brasil, Pedro Solberg-Junior Evandro, y Letonia, Aleksandrs Samoi- Iovs Janis Smedins; y 2-0 a Canadá, Chain Schalk-Bewn Saxton , para entrar en el grupo de los ochos mejores y acceder a cuartos de final frente a los estelares rusos Semonov y Krasilnikov.

La intensa porfía contra la representación de Rusia en la medianoche de lunes-martes últimos desveló a muchos. El derroche de entrega y combatividad de Sergio y Nivaldo desbordó el optimismo. En varias ocasiones desconcertaron a los rusos, quienes lograron concretar a su favor, en los últimos instantes, el primer set, 22-20. Cuando parecían que los europeos redondeaban su éxito en el segundo tiempo, la remontada cubana resultó espectacular para un 24-22.

En la definición Sergio-Nivaldo casi tocaron la semifinal al tener ventaja 13-10, pero no pudieron, cayeron como héroes deportivos, 18-16. Querían más y pudo ser, pero llegaron lejos, a donde nadie esperaba. La ovación y aplausos cariocas premió la demostración de los antillanos, que exhiben un magnífico quinto lugar olímpico, lo mejor histórico de Cuba en esta disciplina en tan encumbrado nivel.

Merecen ser incluido en el Tour mundial de Voleibol de Playa pues las fases del Norceca le quedan cortas e insuficientes. La fuerza y calidad de Sergio-Nivaldo crecerán más cuando tengan la oportunidad de rivalizar con frecuencia con las mejores parejas del orbe.

La judoca Yalennis Castillo (78 kilogramos) y el tirador de pistola rápida, Leuris Pupo también se ubicaron en sendos quintos puestos. Actuaciones de considerable méritos.

Yalennis, subcampeona en Beijing-2008, derrochó esfuerzo y acometividad, pero ese comportamiento no le alcanzó para la presea, aunque estuvo cerca del bronce en su despedida olímpica. Frente a superiores contendientes no cedió su acción. En su primera presentación combatió durante ¡11 minutos! , en regla de oro (casi el tiempo de tres pleitos regulares) para vencer a la holandesa Marthinde Verkert, multimedallista mundial y sexta en el ranking del planeta. Seguidamente perdió en una definición cuestionada frente a la eslovena Anamari Velensek, cuatro veces medallista en justas mundiales. Pasó a discutir el bronce al doblegar con categoría a Anamari Joo, de Hungría. Buscó la medalla frente a la cuarta en el listado mundial, Mayra Aguiar (cuatro premios en lides del planeta), quien la venció.

Leuris2.JPGEl monarca de Londres-2012, Leuris Pupo, en pistola rápida a 50 metros, llegó a Río de Janeiro precedido de un modesto cuatrienio, en el cual no pudo lucirse como Campeón Olímpico, debido a diversas causas, sin embargo, en la urbe brasileña tuvo su mejor comportamiento desde aquella proeza en la capital inglesa. Punteó 290 en la primera fase y llegó 293 en la segunda instancia, que lo situó entre los seis finalistas. Ya en la discusión final la puntería no fue la que urgía, pero una vez más quedó entre los primeros en el concierto olímpico, en su quinta incursión en esos magnos certámenes.

El sexto puesto de decatlonista Leonel Suárez (ocho mil 460 puntos) tiene inscripción de proeza, para cerrar brillantemente el desempeño de los holguineros en los Olímpicos de Río de Janeiro-2016. Su espíritu de guerrero en las contiendas más exigentes lo sigue acompañando, a pesar de tantos contratiempos : lesiones, una operación quirúrgica y hasta una varicela reciente, que casi no le permitió mostrarse competitivamente en el cuatrienio que cierra.
Lo mejor de Leonel en estos Juegos fueron los lanzamientos del disco (47,07 metros) y la jabalina (72,32 metros). Fue capaz de ascender desde un lugar más allá del 20 para ubicarse entre los primeros. No pudo llegar esta vez al podio (bronce en Beijing-2008 y Londres-2012), no obstante tiene la medalla que merecen los que luchan hasta el final denodadamente.

Ojalá pueda superar total y definitivamente los problemas físicos que lo han aquejado. Así el decatlón podrá seguir honrándose con un competidor de su estirpe.


AddThis Social Bookmark Button