/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Mié, 20 Sep 2017 - 16:22

DESCARGAR
Edición Impresa

El camino de la Virgen

P1180453.JPGCarácter simbólico tiene el trayecto por donde se transportó a la Virgen de la Caridad tras ser encontrada en la Bahía de Nipe por Juan Moreno y los hermanos Hoyos. Luego del hallazgo, la condujeron hasta Barajagua, donde fue venerada por vez primera, y de ahí hacia el Real de Minas de Santiago del Prado.

Ese espacio se extiende de norte a sur en el centro del oriente cubano, y pertenece a las actuales provincias de Holguín y Santiago de Cuba. Se caracteriza por ser un bello paisaje, en el que confluyen mar, sabanas y áreas montañosas.

Según se narra en el libro La Virgen cubana en Nipe y Barajagua, estos lugares, además de Hatillo y el poblado de El Cobre se reconocen como escenarios puntuales de la historia de la Patrona de Cuba.

En el volumen se explica que el sitio que se cree, utilizaron los hermanos Hoyos y Juan Moreno (pescadores) a su regreso de las salinas, y en el cual, según los relatos de los ermitaños, colocaron la imagen en una barbacoa, ha sido bautizado como el Cayo de la Virgen. Está situado en Playa Morales, que es un promontorio internado en el mar.

La tradición popular, según se explica, “le ha dado un reconocimiento histórico a la actual Barajagua (antiguamente Barajagua la Vieja) y la conecta con el lugar donde por primera vez se le construyó una casa como templo a la Virgen. Se dice que, al llegar allí, la imagen fue llevada hasta el  saltadero del Río Barajagua y colocado debajo de una mata de salvia”.

La creciente fama de milagrosa que obtuvo la Virgen y el peligro que corría de que fuera ocultada por quienes la encontraron o robada por otros, hizo que el asentista del Real de Minas determinara trasladarla hasta Santiago del Prado, principal espacio de poder económico de la región, alineado con la capital política administrativa de la Isla.

Sobre los posibles lugares por donde se trasladó la imagen en procesión desde Barajagua hasta Santiago del Prado existen dos versiones. Los autores del citado libro argumentan que una se sostiene en “la posibilidad de que desde Barajagua la Vieja pudieran tomar el Camino de los Indios que se entronca con el de Cuba por Sojo y que, aunque muy deprimido aún existe”.

Mientras, “la otra ruta puede haber sido por Saito hasta Alto del Cedro, actual poblado de Alto Cedro, de ahí a Pontezuelo hasta salir a Cayo Rey, más directo y más corta la distancia”. Quizás, como concluyen los investigadores, ambas versiones pueden ser reales.


AddThis Social Bookmark Button