/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Dom, 25 Jun 2017 - 14:53

DESCARGAR
Edición Impresa

San Andrés, el santo mambí

Poblado_de_san_andres.jpgAl noroeste de la ciudad de Holguín, se fomentó, en el siglo XIX, un poblado bajo la advocación patronal de San Andrés de Guabasiabo, donde se desarrolló un bello e interesante acontecimiento, cuya protagonista fue la imagen del santo varón.

San Andrés era un sitio que destacaba por sus fértiles tierras y producción agrícola, por lo que, durante la guerra de independencia, los peninsulares no quisieron perder tan importante lugar y arreciaron contra los criollos: enviaron tropas que se establecieron en el templo y lo convirtieron en cuartel.

Al instalarse en el sagrado lugar, la soldadesca ultrajó la imagen de San Andrés y la confinó a un oscuro rincón, hecho que se propagó por el caserío y provocó la ira de los criollos, quienes idearon un plan para recuperar la imagen.

Según se narra en el libro Pasajes holguineros, de la historiadora Ángela Peña y la periodista Maria Julia Guerra, “al atardecer llegan hasta el cuartel unas mujeres y unos niños, piden que las dejen pasar hasta el altar para hacer unos ruegos, a lo que acceden los soldados con palabras salameras. En tanto ellas se arrodillan y hacen que rezaban, los niños buscan a San Andrés. Lo encuentran y traen hasta donde estaban las mujeres. Una lo toma en su regazo y envuelve en su manto. Todas salen a un tiempo y los niños corren delante”. Luego la imagen es conducida a la manigua.

Al concluir la guerra, los independentistas hacen su entrada al caserío con la imagen del santo, vestido con el atuendo mambí: sombrero, chamarreta y machete al cinto. A partir de ese suceso, San Andrés fue declarado por los lugareños como Patrono de los Veteranos.


AddThis Social Bookmark Button