/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Mar, 25 Abr 2017 - 14:58

DESCARGAR
Edición Impresa

La Plaza de la Revolución que acogerá en Holguín al Papa Francisco

Plaza-Calixto.jpgLa Plaza Mayor General Calixto García Íñiguez será testigo de un momento trascendente cuando acoja en sus predios la misa campal que el Papa Francisco oficiará en esta ciudad durante su visita pastoral a la diócesis de Holguín.

Erguida en la parte moderna de esta oriental urbe de más de 300 mil habitantes, está formada por un conjunto escultórico en el que se destaca por un enorme friso de hormigón de 60 metros de ancho y 11 metros de alto, obra del artista José Delarra, que recoge a relieve los principales pasajes de la historia patria.

Debajo del friso y coronado por la estrella solitaria, se encuentra el panteón donde, el 11 de diciembre de 1980, se depositaron los restos del Mayor General Calixto García Iñiguez, trasladados desde el Cementerio Cristóbal Colón, en La Habana, hasta este Mausoleo.
Alrededor de él se sembraron 17 palmas reales que junto a Calixto García simbolizan los generales holguineros que pelearon en las Guerras de Independencia.

En la línea recta con la cripta del Mayor General y al fondo, se encuentra el monumento a Lucía Íñiguez Landín, esculpido en bronce martillado por los artistas Fausto Cristo y José Montero.

A este obelisco, que consta de una bandera cubana construida en hormigón y un relieve con la efigie de la madre del prócer independentista, fueron trasladados, el 7 de mayo de 1983, los restos mortales de esta holguinera, para reposar eternamente próxima a su hijo.
En la parte trasera está el Bosque de los Héroes, arboleda formada por ejemplares representativos de la flora cubana, donde se destaca el monumento de hierro y mármol que recuerda al líder azucarero Jesús Menéndez Larrondo.

También en este bosque se encuentra la escultura en memoria de los mártires de las Pascuas Sangrientas, masacre liderada el 23 de diciembre de 1956 por el coronel Fermín Cowley, jefe del regimiento militar de Holguín, en un intento por impedir cualquier alzamiento en contra de la tiranía de Batista.

La solemnidad que abriga cada uno de estos monumentos fue razón y argumento esencial que en su conjunto convergieron para que la Plaza de la Revolución Mayor General Calixto García Íñiguez fuera declarada Monumento Nacional el 30 de noviembre de 1991.

En esta plaza, inaugurada el 26 de Julio de 1979, con motivo de la celebración en Holguín del XXVI aniversario del asalto al Cuartel Moncada, se refleja a través de valores escultóricos y patrimoniales el sentir patriótico de la nación cubana. /Con información en Cubadebate

 

Fotos del autor



AddThis Social Bookmark Button